La OEA discute desde hoy el reingreso de Cuba

En vísperas de la Asamblea General de la OEA que sesionará a partir del lunes próximo en Honduras, el reingreso de Cuba al sistema interamericano ha generado un acalorado debate. Una fuente diplomática afirmó a Clarín que incluso en el Departamento de Estado no hay acuerdo sobre qué hacer al respecto.
El Consejo Ejecutivo de la OEA discutirá desde hoy cuatro proyectos de resolución presentados por Honduras, Nicaragua y Costa Rica, EE.UU. y los países de ALADI (Argentina, Brasil, México, Chile, Colombia, Perú y Uruguay).

Todos los borradores prevén la derogación de la resolución que suspendió a Cuba de la OEA en 1962, excepto el de EE.UU.

El proyecto de Nicaragua es el más radical de todos. Apoyado por los países de ALBA (Bolivia, Cuba, Nicaragua, Dominicana, Honduras y Venezuela), no sólo pide el levantamiento de la sanción sino que además exige que la OEA le pida disculpas a Cuba y le abra sus puertas sin condiciones.

El proyecto de ALADI también prevé la derogación de la resolución del '62 pero su artículo segundo dice que eso no significa el reingreso automático de Cuba a la OEA. Plantea que previamente es necesario analizar si Cuba cumple con otras resoluciones de la OEA como la "Carta democrática", que prevé que todos los países miembros deben ser democráticos.

El proyecto de EE.UU. es básicamente el artículo 2 del de ALADI, pero sin el artículo 1 que es el que prevé el levantamiento de la sanción. La fuente latinoamericana consultada por Clarín explicó que en el Departamento de Estado, el subsecretario para Asuntos Hemisféricos, Tom Shannon, y otros diplomáticos piensan que EE.UU. debería sumarse al proyecto de ALADI, pero existe mucha resistencia en los niveles diplomáticos más altos, donde la secretaria de Estado, Hillary Clinton, teme por el impacto que eso pueda tener a nivel doméstico. De hecho, el senador demócrata Bob Menéndez ha dicho que, si Cuba regresa a la OEA, pedirá que el Senado corte los fondos con que EE.UU. cubre su cuota anual. Sin embargo, Hillary corre el riesgo de quedarse totalmente aislada en Honduras. Los presidentes de Nicaragua, Venezuela, Ecuador, Paraguay y Bolivia ya confirmaron su presencia. Y no es para permanecer callados. Si EE.UU. se suma al proyecto de ALADI, los que corren el riesgo de quedarse aislados son Venezuela y Nicaragua, los más intransigentes. Coincidiendo con Cuba, Chávez dijo que le gustaría irse de la OEA porque se trata de un organismo colonial a través del cual Estados Unidos manipula a nuestro hemisferio.

Comentá la nota