La discusión por la designación de Kirchner en Unasur deberá esperar

La discusión por la designación de Kirchner en Unasur deberá esperar
Cristina, que ya llegó a Ecuador, quería acelerar el tema. Pero Correa lo congeló.
Un mes atrás Rafael Correa le dio a entender a su amiga Cristina Kirchner que hoy mismo, al asumir su país la presidencia pro témpore de la Unión de Naciones Sudamericanas, buscaría con ahínco que la candidatura de Néstor Kirchner a secretario general del organismo salga lo antes posible, ya. Pero el debate tendrá ahora que seguir congelado otros meses, al menos hasta el próximo encuentro. Cristina llegó anoche a Quito con otro mensaje que su equipo diplomático recibió el viernes: Correa pidió a los argentinos que la "fiesta" de hoy sea suya y se eviten los temas conflictivos durante el plenario de jefes de Estado de Unasur que se reunirá durante menos de una hora esta mañana.

La reunión ni siquiera contará, en principio, con las presencias del colombiano Alvaro Uribe y el uruguayo Tabaré Vázquez, quien se opone a Kirchner en dicho cargo. Después, los mismos mandatarios estarán acompañando al ecuatoriano en las ceremonias de toma de mando por su reeleción, de abril pasado. El viernes, la señal también llegó a otros gobiernos. Correa pidió que hoy tampoco se hable de la dura controversia sobre las bases estadounidenses en Colombia, que levantó una peligrosa tensión en la región andina, donde sigue latente, además, la escalada entre Bogotá, Quito y Caracas. Brasilia, sin embargo, mandó señales y pidió que Unasur --por cierto, creado por iniciativa de Lula-- trate los acuerdos militares de Colombia y EE.UU, aunque seguramente será en las esfera del Consejo de Defensa Sudamericano y no en la cumbre de presidentes (ver página 18). La región permanece también dividida sobre este asunto.

Las fuentes consultadas por este diario consideraron como casi imposible que las autoridades de Unasur --es decir, la que involucra a Kirchner-- salgan hoy de esta reunión, cuyo comienzo está previsto para antes de las nueve de la mañana, con una ceremonia en el Convento de San Agustín. Seguirán palabras de la chilena Michelle Bachelet, cuyo país deja la presidencia pro témpore, el traspaso de ésta a Correa, palabras del ecuatoriano, la creación de unos llamados "consejos sudamericanos" (desarrollo social; educación, cultura, ciencia, tecnología e innovación; infraestructura y planeamiento); y el consejo de lucha contra el narcotráfico); más la colocación de una placa conmemorativa en el convento. Muy altas fuentes que conocen la promesa que hizo Correa a Cristina hace un mes contaron a Clarín que esta tuvo lugar durante el viaje a Washington que ambos compartieron con el paraguayo Fernando Lugo en el marco de la crisis de Honduras.

No es menor el dato de que a aquella misión, Cristina intentara sin éxito sumar a Tabaré. Fue el uruguayo, con su veto explícito, el que echó por tierra la candidatura de Kirchner a Unasur, que en 2008 lanzaron sorpresivamente Correa y después Hugo Chávez. La misma, según el organismo, debería aprobarse por consenso. Basta una baja entre los 12 países que lo integran para que esta no se apruebe. Además, Colombia, por lo bajo, y Perú, abiertamente, tampoco se mostraron a favor del ex presidente argentino.

Seguramente la declaración que hoy firmarán los presidentes y representantes de Unasur haga referencia a los logros del organismo, que son más bien más declarativos que concretos, pero también a sus deficiencias. Unasur no tiene autoridades electas y la mayoría de los parlamentos tampoco ratificó el tratado que en mayo de 2008, en Brasilia, le dio vida.

Cristina llegó a Ecuador en el Tango 01, con un nutrido grupo de periodistas, entre los que está Clarín. Seguirá esta noche a Caracas para mañana encontrarse con Chávez, en la sede del gobierno venezolano. Además del canciller Jorge Taiana también viajarán a Venezuela los ministros Julio De Vido (Planificación) y Débora Giorgi (Producción). Unos 70 empresarios también volaron por su parte, al viaje presidencial se le sumará una ronda de negocios.

Comentá la nota