El discurso que no fue y una interna local que se recalienta

En la previa de las legislativas de junio, el justicialismo tresarroyense "está caliente". Así lo manifestaron las autoridades del partido en una dura solicitada, en la cual se mostraron muy molestos por lo ocurrido el último martes, en ocasión del acto desarrollado en esa localidad, que fue presidido por el titular del PJ Nacional, Néstor Kirchner.
Pablo Garate, titular del PJ de Tres Arroyos, acusó al diputado nacional "Cuto" Moreno y al senador provincial Roberto Fernández "de querer entregarle el partido al intendente", el vecinalista Carlos Sánchez.

Se trataba de un acto peronista, sin dudas. Sin embargo, la visita en tiempos de campaña del ex presidente iba a ser acompañada –gracias a la iniciativa de Moreno y Fernández - por la presencia del intendente local, quien semanas atrás había desestimado cualquier posibilidad de alinearse al kirchnerismo, aún cuando "la ciudad acababa de recibir un millonario plan de obras". Ese gesto fue el que "se ganó la indignación del PJ local".

El diputado provincial Pablo Garate, se suponía, que iba a dar un discurso en su carácter de presidente del justicialismo, pero "decidió no compartir un escenario con Sánchez", a quien aspira suceder en la intendencia según comentan. El resultado: un acto peronista con nutrida presencia de dirigentes seccionales pero sin los peronistas locales.

El enojo no se hizo esperar y el periódico local publicó una solicitada en la que el PJ de Tres Arroyos afirma sentirse "estafado" por la "humillación y el sometimiento" que propusieron Moreno y Fernández al invitar a quien consideran el primer adversario local y califica a Sánchez de oportunista. "En la campaña por la interna partidaria nos comprometimos a ser oposición constructiva al gobierno local, para luego ser una alternativa de gobierno. Con esta propuesta ganamos la conducción del partido el 30 de noviembre de 2008 y, obviamente, compartir el mismo escenario partidario con el Intendente, traicionaría el compromiso asumido con los peronistas" aclaran en la solicitada.

"Ustedes tuvieron la responsabilidad de poner en marcha el país y sentar las bases de una nación que mire hacia delante sin olvidar nuestro pasado" tenía pensado decirles Pablo Garate a las autoridades presentes y público en general en el acto desarrollado, para agregar "hoy aquí el Partido Justicialista de Tres Arroyos les quiere decir, para que no queden dudas, acá estamos para defender este proyecto y este modelo pero que también tenemos la responsabilidad de devolverle al peronismo esta ciudad, que llegó la hora de que no solo aportemos votos para que haya legisladores nacionales y provinciales sino que haya un intendente comprometido con este proyecto y para eso estamos". Claro que con intendente vecinalista, Carlos Sánchez, presenta iba que tener que cambiar el discurso.

Comentá la nota