Un discurso sin anuncios y con dardos a la Nación.

Ni aumentos de sueldos ni anticipo de grandes obras por ejecutarse. La presencia de Brizuela del Moral en la apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura Provincial no tuvo grandes sorpresas. La crisis marcó un informe austero y habilitó las críticas a la Nación.
Pese a que tradicionalmente la Asamblea Legislativa del 1º de mayo fue el ámbito elegido por el gobernador Eduardo Brizuela del Moral para hacer un balance de su gestión y realizar anuncios de fuerte impacto social, este año, el acto de apertura del 120º período de sesiones legislativas ordinarias pasó sin anuncios grandilocuentes: ni aumentos salariales ni grandes obras están en agenda del Gobierno Provincial para 2009.

Con la crisis económica ya haciéndose sentir en todos los ámbitos de la provincia, la austeridad y la falta de sorpresa estructuraron el extenso discurso -se extendió por más de dos horas y media- en el que Brizuela del Moral brindó su informe de gestión y ofreció algunos lineamientos de su política para el año en curso.

Pese a que el informe tuvo una serie de omisiones notorias (ver aparte), el primer mandatario sí se acordó, apenas inició su alocución, de las diferencias cada vez más marcadas que mantiene con el Gobierno Nacional. Tras señalar que en Argentina "las ideas de un federalismo concertador involucionaron hacia un unitarismo ejecutor", ratificó su decisión de "seguir cuidando los intereses de la provincia sin esconder los problemas ni arrodillarse ante nadie", dijo ganándose el aplauso del auditorio, compuesto por principalmente por legisladores y funcionarios provinciales y pocos intendentes: los únicos presentes fueron el representante de la Capital, Ricardo Guzmán, el de Belén, Daniel Ríos, y el jefe comunal de Fiambalá, Amado David Quintar, todos del oficialismo.

La 120º asamblea legislativa estaba prevista para las 10 de la mañana pero el quórum se alcanzó más tarde: arrancó a las 10.45 y el Gobernador arribó pasadas las 11. Fue la vicegobernadora, Lucía Corpacci, en su calidad de titular del Senado, quien declaró la apertura del período ordinario tras escuchar el discurso de Brizuela. Antes se habían saludado fríamente y no volvieron a dirigirse la palabra.

Pocas sorpresas

"No quiero realizar aquí un discurso complaciente sólo para acompañar esta propuesta", dijo Brizuela al arrancar con su discurso, desarticulando las esperanzas que, pese a la crisis confesa, algunos mantenían sobre un incremento salarial. Los primeros en darse por aludidos habrán sido los docentes (Ver Educación) ya que, pese al insistente reclamo de aumento, recibieron por respuesta oficial que cuentan con uno de los mejores sueldos del país.

Por más de dos horas y media, Brizuela fue desgranando, área por área, acciones de gobierno realizadas y por hacer. La mayoría de los anuncios se limitaron a marcar la continuidad de obras o políticas ya en marcha. Por caso, ratificó que la Provincia seguirá pagando el 82% móvil a los jubilados (pese a los problemas que el pago de este adicional sufrió en abril) y que continuará con la construcción del estadio de fútbol, el acueducto y otras obras en marcha.

Aunque admitió los efectos de la crisis económica en la Provincia, cuyo impacto "se hizo sentir desde diciembre de 2008", el Gobernador no ofreció precisiones sobre las distintas acciones implementadas para cuidar las finanzas provinciales y conseguir un ahorro del gasto público.

Acciones contra el dengue

Con la epidemia de dengue como protagonista indiscutida del primer cuatrimestre de 2009, el Gobernador destacó la labor implementada por las autoridades de Salud de la Provincia y la creación del Comité de Emergencia para luchar contra el mosquito en ámbito provincial. También aprovechó para destacar la preocupación de la ministra de salud de la Nación, Graciela Ocaña, por el brote de dengue en Catamarca. Tras detallar las tareas de limpieza, fumigación y otras acciones implementadas para cercar al mosquito aseguró que "este trabajo no ha terminado, sino que continuará hasta lograr su erradicación definitiva". Sin embargo, no ofreció detalles de cómo continuará la lucha contra el mosquito.

Comentá la nota