El discurso de Alicia, la blanca palomita que cayó en un mundo de injusticias producida por otros, claro

El discurso de Alicia, la blanca palomita que cayó en un mundo de injusticias producida por otros, claro

No vamos a analizar todo el discurso de la gobernadora de Santa Cruz, porque ni siquiera merece que nos tomemos el trabajo de profundizar en una falacia, pero nos vamos a detener en un aspecto que hace a la esencia misma del kirchnerismo: el odio y la repulsión hacia quienes informan y a quienes se animan a enfrentar su horrible máscara de demagogia, corrupción y mentiras, con la cual se presentan en público, pretendiendo engañar a los engañados, contándoles que la culpa de todo es de los otros y ellos, son blancas, impolutas e inocentes palomitas, víctimas de los males que les generan los oligarcas antipatrias, que vendríamos a ser nosotros, que ejercemos el lícito derecho de la crítica y el análisis. En todo caso, como dijo Guillermo Moreno, somos “Oligarcas”; ellos, los krichneristas, no son “olí”.

El discurso de la gobernadora Alicia Kirchner, fue, además de una falacia total desde lo conceptual, una verdadera declaración de guerra a los sindicatos, una transposición de responsabilidad hacia lo que “hicieron otros”, refiriéndose al gobierno anterior, que es como decir: ellos mismos (¿O nadie recuerda que la campaña 2011 mostraba a Cristina y Peralta saludando juntos desde las gigantografías en el acceso a Río Gallegos o no recuerda Alicia que ganó con el apoyo de Peralta en las últimas elecciones), fue una advertencia de “no voy a poder, prepárense para lo que se viene” y finalmente, se transformó en un recordatorio de la llama latente del antiperiodismo que permanece en el corazón K, intacta, como la dejó el memorable Néstor, difunto a cuyo recuerdo la gobernadora no duda en recurrir para tratar de emponderarse (palabrita que le gusta al kirchnerismo) y montar su gestión en la falacia de creerse su redentora.

Con reminiscencias gauchescas, sobrevive en la reacción de la gobernadora y el coro de adulones y obsecuentes que repiten sus palabras hasta el hartazgo por los medios de la cadena de la alegría, el dicho popular argentino, “me escupieron el asado”, el cual refiere al sentimiento de frustración que invade a quien le ventilan una estrategia oculta antes de ser aplicada o en otros términos, le descubren la intención de hacer realidad una traición, antes de que esta pueda concretarse. Y a Alicia le sucedió precisamente eso: no ha podido digerir el asado (informe nuestro que dá cuenta de lo que quieren hacer con la CPS) y es entendible la reacción en consecuencia.

Menos gastronómica es su respuesta a nuestra publicación sobre la promesa que le hizo al macrismo de armonizar la Caja de Previsión, porque la obligó a sacar del baúl de los recuerdos lo peor del kirchnerismo de barricada, que solo le sirve para mostrar lo malo que son como políticos, la poca cintura que tienen para asimilar los golpes de las verdades dichas en público y el odio persistente que guardan hacia los medios libres, que no responden a sus órdenes ni a su billetera y que por eso, precisamente “se toman vacaciones” como dijo la mandataria.

En el envío del material de prensa, que ayer despachó la gobernación a los medios, donde transcriben el discurso de Alicia, lejos de ser una cita textual de todo lo expresado, sus redactores dejan afuera del mismo, párrafos sustanciales que servirían para evaluar en su conjunto el verdadero espíritu de la extensa exposición que hizo, donde se advierte la indisimulable pluma de Carlos Zanini.

Amputaron párrafos y palabras que le daban al discurso, el verdadero sentido confrontativo que ha buscado instalar el mentor y hoy único sostenedor del kirchnerismo duro, acostumbrado a manejarse cómodo en el barro de los ataques a quienes no comulgan con sus acciones, generalmente reñidas con los principios básicos de la decencia, la moralidad y la sinceridad, a la hora de mostrar concordancia entre lo que dicen y hacen en la práctica diaria desde el poder, como quedó demostrado en los casi 30 años que gobiernan la provincia y 12 que estuvieron en el país.

Dijo Alicia Kirchner:

AK – Para finalizar, quiero referirme a aquellos que en forma permanente agitan el desánimo a través de la mentira falaz, el rumor insidioso y las agresiones cotidianas. Y digo así, las agresiones cotidianas que lejos de ayudar al crecimiento de Santa Cruz, pretenden producir su estancamiento, para que desde el atropello, la gobernabilidad pase por ellos.

Analicemos: los enanitos verdes que sacó la gobernadora de su bolso, son concurrente con el espíritu macartista del kirchnerismo, que pone en los medios críticos todo el mal que ellos mismos producen con sus acciones políticas deleznables. “Agitar el desánimo”, es para Alicia K, ventilar la verdades ocultas. Lo contrario es “la cadena del buen ánimo” que otrora fueran 6,7,8, Página 12 o en la provincia los medios que están abonado a su pauta y además, tienen a sus propietarios como funcionarios públicos. Es decir, no pueden hablar de los temas importantes, trascendentes o que rozan el interés político del partido, porque pierden la moneda y el acomodo. Nada nuevo bajo el puente.

Igualmente le decimos a la mandataria que ninguno de nosotros quiere gobernar, que se quede tranquila, le cedemos a ella todo el privilegio y en cuanto al estancamiento, no ha existido en esta provincia ningún sector que trajera más estancamiento que su propia facción política y a las pruebas me remito, basta solo mirar como está Santa Cruz hoy y leer el lamentable listado de calamidades que difundió en su propio discurso, como si hablara de otro Estado, olvidándose que la gente tiene presente que hace 30 años gobiernan esta tierra y los últimos 12, con todas las herramientas de decisión política en sus manos en el mentado eje Nación.provincia-municipios, no fueron capaz de poner sobre esta vasta región, una sola empresa productiva, en elevar el nivel de vida del ciudadano medio, en crear fuentes de recursos propios y por el contrario, siguieron haciendo del empleo público la única fuente laboral y de la desviación de fondos públicos, el arte de evaporar las oportunidades para los escasos 300 mil habitantes que hoy somos en estas tierras australes.

AK – Nuestra provincia ha estado ya por muchos años sometida a éstas presiones y exigencias. Sólo se interrumpen cuando se toman vacaciones. Nuestra sociedad, nuestro pueblo, está harto de estas presiones y exigencias. Quiere vivir en paz. Quiere que se comprometan con esta tierra que nos abriga, que es la nuestra. Y eso es lo que pretendemos. Que entiendan que desde el odio no se construye, sí desde el trabajo desde el ser solidario y el de participar de modo responsable.

Analicemos: El mensaje de Alicia es elíptico porque no nos nombra, pero directo hacia quiénes apunta.No hay en la provincia dos medios que se dediquen a ventilar corruptelas y corrupciones de la década ganada como OPI y News. Es cierto que desde hace años, al menos desde el 2004 que estamos entre los medios provinciales al igual que nuestros amigos de Fm News, el poder político (no la provincia) está sometida a las presiones y exigencias que le imponemos desde ambos medios, a través de investigar, analizar e informar la otra cara de los negociados del poder y las permanentes mentiras y engaños oficiales, que han venido desarrollando con la complicidad de la “cadena de la alegría”. Y está claro que se relajan fenomenalmente cuando nos tomamos vacaciones, porque la gobernadora no sabe o al menos no lo dice, que quienes no vivimos de la pauta estatal, no estamos obligados a rendirle pleitesía los 365 días del año con notas diarias, donde debamos contar lo bueno que son, las obras que hacen y lo bien que piensan en “la gente”. Ese mensaje no es el nuestro. Nosotros hacemos periodismo con compromiso y nos ajustamos a la verdad. Si estuviéramos con ellos, dentro del mismo esquema de la cadena del ánimo y la alegría, no haríamos periodismo, haríamos propaganda política. Esto vale también, para la oposición. Por eso nos tomamos vacaciones y además, porque nos las pagamos nosotros. No le pedimos plata a la provincia, a los intendentes o a los diputados. Y es verdad, también, que cuando estamos de vacaciones, desde el poder respiran. Será, entonces necesario, nada imposible para el kirchnerismo que todo lo distorsiona, que reformen el calendario anual y todos los meses sean “enero”. Una idea más para incluir en el relato, a fin de librarse de nosotros.

AK – Por otro lado quiero decirles que, como ustedes saben, soy habitual usuaria de las redes sociales y es una pena que algunos -que buscan desórdenes e incertidumbre- utilicen esta formidables herramientas de comunicación social para propagar mentiras y tratar de instalar una agenda negativa de calumnias e infamias. Esta referencia tiene que ver con lo acontecido en los últimos dos días. En efecto desde conocidas subidas injuriantes pretendieron convencer a los santacruceños que en este discurso iba a anunciar medidas contra los trabajadores.

Analicemos: La gobernadora dice ser habitual usuaria de las redes sociales, lo cual la muestra como una persona mayor, adecuadamente actualizada en el ámbito de la información, pero rápidamente se sorprende y asusta de que es un espacio donde hay quienes siembran el desorden y la incertidumbre y usan esta gran herramienta para propagar mentiras e instalar agendas negativas de calumnias e infamias. Bienvenida al mundo real.

La observación de Alicia se contrapone con su pretendida posición inicial de “abuela piola” que se ufana de usar Twitter y seguir la ola de los jóvenes quienes han hecho del ciberespacio, un modo de vida, pero no se banca las consecuencias; rápidamente, la gobernadora descubre que en ese “espacio de comunicación” se mezclan la anarquía con los buenos modales, los saludos cordiales con los insultos, la información real con las operaciones y los consejos más loables con las amenazas. Quizás tampoco se dio cuenta, pero el 90% del tráfico que circula en las redes sociales es anónimo y cada vez se va más hacia ese objetivo y es más la gente que retira su perfil real, por temas de seguridad y resguardo familiar. Por esta razón y no por otra, es que, particularmente en nuestro caso, no hacemos periodismo con las redes sociales. Es la diferencia de ser serios o chapuceros.

Observo aquí una carencia de conocimiento en materia de nuevas tecnologías, de redes y sus implicaciones sociales y políticas, con lo cual le podría aconsejar a la gobernadora o a su escriba, el Sr Zanini, que lean dos libros muy buenos como “Guerrillers del teclat”, (Guerrilleros del teclado) de Lali Sandiumenge, (Editorial La Magrana) o “Cypherpunks”, de Julian Assange, fundador de Wikileaks, Jérémie Zimmermann, Jacob Appelbaum y Andy Müller-Maguhn, (Editorial OR Books) y si el trabajo de lectura acaso les quita tiempo o les resulta muy pesado, pueden consultar las más humildes monografías que sobre el tema, están publicadas en “El Rincón del Vago”, un sitio donde los alumnos y docentes dejan colgados sus tesis y trabajos monográficos, pero deseo aclarar, antes que la gobernadora interprete que se trata de un ataque programado a su familia, que nuestra sugerencia de consultar el portal, nada tiene que ver con el estatus laboral de su sobrino Máximo.

Cuando Alicia descubre en su discurso que hay quienes siembran el desorden y la incertidumbre y usan esta gran herramienta para propagar mentiras e instalar agendas negativas de calumnias e infamias, está claro que no se ha enterado, aún, que desde el 2004 en adelante el kirchnerismo (sí, justo el partido que fundó su hermano y del cual ella lleva el apellido), fueron los maestros en el uso (mal uso) de esta “gran herramienta” y que su ejército de militantes son másters en el arte de propagar mentiras, instalar agendas negativas, calumniar y difamar en las redes sociales y en la web, a cualquiera que se le interponga y de eso damos fe, porque desde entonces, OPI ha sido blanco permanente de las operaciones berretas que los militontos pagos de su partido, han hecho y hacen para tratar de desvalorizar nuestro laburo, cosa que, por otra parte, no solo no lo han logrado, sino que han repotenciado y multiplicado nuestro esfuerzo por informar, en todo este tiempo.

Para terminar esta parte del análisis, cuando Alicia remarcó que los medios pretendíamos decir que en su discurso se iban a anunciar medida “en contra de los trabajadores“, le advertimos que con solo repasar sus palabras, está claro que así fue. Anunciarle a los sindicatos que no pidan aumentos porque no hay plata y convertir a las paritarias “en un elemento de presión”, como dijo la gobernadora, más otros ataques puntuales a los sindicatos combativos como ADOSAC, ATE, Judiciales o el SOEM, no es otra cosa que “marcarles la cancha” y ponerse del otro lado del mostrador, diciéndoles a cada uno de los empleados públicos, que si alguien tiene que pagar el ajuste, serán ellos.

AK – Lo lamento porque sé que quizás a muchos nos engañaron de esta manera. Pero creo saber lo que les pasa. Por un lado, carecen de argumentos y por el otro, le sobran conductas del pasado que los colocan en el lugar de profetas de la agresión, el enfrentamiento y la violencia. No cuenten conmigo para ninguna de estas cosas. Ni el odio ni la violencia ni ataque a los trabajadores. Tengo una historia personal y política que me alejan de qué tipo de conductas y decisiones

Analicemos: Alicia Kirchner dice que quienes ejercemos la crítica e informamos la otra cara de la moneda K, “carecemos de argumentos” y creo que, precisamente, es lo contrario. Los argumentos que tenemos sobran, desbordan, abundan; el problema es que no hay acuse de recibo por parte de la justicia ni del gobierno que se mira el ombligo, porque está convencido que negando al realidad, las cosas no pasan.

Sobre que su perfil personal no está asociado a la violencia, podemos estar de acuerdo, porque nunca la vimos a la gobernadora encabezar una contramarcha para golpear a docentes y vecinos, pero no estuvo muy alejada de esos procedimientos, toda vez que su hermano arengaba, como muestra un viejo video de la época “si ellos son cien, nosotros tenemos que ser trescientos y debemos ir casa por casa a buscarlos” o las imágenes más incontrastables que aún perduran en Río Gallegos, del ataque de militantes del FPV en el 2002, (muchos de los cuales hoy son funcionarios de su gobierno), participando en al golpiza a los caceroleros.

AK – Por eso, a los que agitan el desánimo y la fractura social con mentiras y falsedades les decimos que no se olviden nunca, que el primer presidente de la democracia en la Caja de Previsión Social se llamó Néstor Carlos Kirchner. Él está acá, y la Caja de Previsión también se queda acá, se queda en Santa Cruz.

Analicemos: no vamos a pretender cambiarle, a la gobernadora, la idea de lo que somos y hacia dónde vamos, pero si hay algo que jamás cultivamos (como sí lo hace el sector político al que ella pertenece) es la mentira y la falsedad. Todo y cada una de las informaciones que hemos dado a lo largo de más de una década, han sido absolutamente ciertas y las que no probamos en el momento de su difusión, fueron probadas luego, a través del tiempo con la incontrastable e irrefutable prueba que da la realidad.

Podríamos llenar varias páginas enunciando informes, noticias e investigaciones, que rápidamente el gobierno, sea nacional o provincial, salió a desmentir enfáticamente por medio de su coro de aduladores compulsivos, como lo hicieron estos días, con la información sobre la Caja de Previsión Social, pero en honor a la síntesis, vamos a dejarlo para otro momento, solo baste nombrar a modo de ejemplos: la falla en la turbina de Tango 01 (confirmada oficialmente 48 horas después), la corrupción en YCRT (confirmada hoy con la auditoría), la inviabilidad de la termousina (confirmada en los hechos, a tal punto que a marzo del 2016, aún le falta el 30% para estar en condiciones de funcionar), las decenas de corruptelas en las que están incursos funcionarios y políticos de al provincia, sin ir más lejos los 5 millones de pesos que la gobernadora y el vicegobernador le regalaron a Fernando Cotilloen la “Fundación Pensar Santa Cruz”, la llegada de dinero (físico) en avión, que nadie sabe dónde está, cuánto hay y cuánto de ese dinero quedó en algún bolsillo y así podríamos seguir llenando páginas y páginas. Tras cada una de estas y otras informaciones, llegó la desmentida y las calificaciones de “desestabilizadores”, “difamadores”, “mentirosos”, etc. etc. Lo cierto es que cualquiera de nosotros podemos caminar por la calle, ir a un restaurante sin custodia y hablar con la gente en un café. Dudo que la gobernadora, Zanini, Máximo, González y Cia, puedan hacer lo mismo, fuera del círculo de resguardo que les otorga su entorno político.

Y ya sobre el final de los dichos de Alicia, cuando en un rapto más de la memoria historiadora que tiene, yendo una y otra vez a las cosas buenas que hizo el difunto, recordó que Néstor fue el primer presidente de la Caja de Previsión Social, en democracia. Nosotros le podríamos agregar ¡Y así quedó!.

Le recordamos a Alicia un datito que publicamos hace mucho tiempo pero que tal vez ella no recuerda. En 1992, un año después de asumir su hermano como gobernador, decidió aumentar los aportes a la CPS. Por su iniciativa los docentes pasarían a pagar 14% y el Estado como patronal el 15,5%.

No obstante cuando se reglamentó el aumento, el aporte de los trabajadores fue establecido en el 14%pero el del estado pasó al 5,5%; es decir, que el Estado (gobernado por NK, su hermano bueno, dedicado y humanamente defensor de los trabajadores, como ahora ella), aportó un 10% menos y cuando los gremios le reclamaron a Kirchner, dijo que había sido “un error de tipeo”.

Ese error de tipeo nunca fue corregido y le costó a la CPS unos 60 millones de pesos anuales más las actualizaciones y desde aquella vergonzosa excusa del hermano Néstor pasaron más de 20 años en los cuales ni Él, ni sus sucesores, todos pertenecientes al FPV, hicieron nada para modificarlo o al menos, enmendar el pequeño error de tipeo, que facilitó el desfinanciamiento de la CPS, entre otras culpas concurrentes, que hoy la gobernadora intenta olvidar.

Pero aún, sin retrotraernos mucho, solo a finales de 2010, recordemos que La Cámpora con Mauricio Gómez y Bezi, impulsaron la modificación del Régimen jubilatorio en Santa Cruz, para aggiornarlo a la nación, como lo había pedido CFK y solo fracasó por imperio de los trabajadores fuera de la Cámara de Diputados. Aún así lograron modificar algunos artículos, todos en contra el interés social.

Para terminar y ya sobre la información que Alicia Kirchner trató por todos los medios de desactivar, digamos que el propio Pablo González, cometió un acto fallido en estos días, cuando, hablando precisamente de que no estaba en el ánimo del gobierno provincial, armonizar la caja o cambiar el régimen previsional, dijo “por ahora la caja no se va a tocar”. El “por ahora” de Pablo González, es un “dentro de un tiempo, si”, un juego perverso de palabras, que pone en evidencia lo que seguramente el tiempo, volverá a darnos la razón, como aquellas notas del 2007 donde decíamos que los hoteles vacíos de El Calafate eran grandes lavadoras de plata y que se debían mirar los papeles de la AFIP, para conocer el verdadero propósitos de aquellas moles vacías, pero que, podrían estar facturando a fantasmas que pululaban por sus habitaciones deshabitadas. Y así fue, la investigación de La Nación, con acceso a los papeles de la AFIP, lo confirmó años después.

Ahora nos sentaremos a esperar cuánto tiempo pasa hasta que el gobierno de la provincia, comience a “tirar líneas” y empiece a fomentar el “operativo clamor”, a través de sus arlequines mediáticos y medios para oficiales, de que “a la Caja hay que ayudarla”, que “es inviable en el futuro mantenerla así“, que “debemos ser solidarios”, “el sistema no resiste” y cosas por el estilo. En ese momento, volveremos a recordarle a la señora Kirchner, la nota del día de hoy.

Coment� la nota