Por discordancia de votos, anulan dos urnas de 88

Por discordancia de votos, anulan dos urnas de 88

El escrutinio definitivo realizado en la sede de la Junta Electoral Provincial se desarrollará hasta el 15 de septiembre, según las estimaciones.

La mañana de ayer arrancó agitada en la sede de calle Mendoza 1.050 de la Junta Electoral Provincial (JEP). A las 9.30, el prosecretario electoral Carlos Alberto Vidal y el comandante de Gendarmería Enrique Eduardo Miranda firmaron un acta para dejar constancia de que se les habían detectado y retenido “una gran cantidad de boletas” a los fiscales partidarios que iban a participar de la segunda jornada del escrutinio definitivo. El documento oficial fue girado a la fiscala de Instrucción María de las Mercedes Carrizo, aunque todo indica que el ingreso de votos a la JEP no estaba destinado a “inflar urnas”. Decenas de gendarmes, de funcionarios de la Junta Electoral y de fiscales partidarios siguen con atención cada movimiento y cada cifra, en cada uno de los 10 boxes donde se lleva adelante el conteo de sufragios. Sin embargo, la posible maniobra demuestra cómo se vive esta etapa del proceso electoral en la dirigencia política.

Ayer hasta las 20.10 se habían revisado 88 de las 1.271 urnas de San Miguel de Tucumán (6,88% de ese distrito; 2,44% del total provincial). Si bien hubo diversos planteos de impugnación en contra de diversas mesas a lo largo del día, sólo dos fueron anuladas por las autoridades de la JEP: la N° 342 de la escuela Lola Mora, y la N° 326, de San Cayetano. Según explicó el secretario electoral provincial, Darío Almaraz, en la primera de esas mesas “había una diferencia enorme entre los sobres y los sufragantes, porque había menos sobres de los que estaban consignados”. Al parecer, había unas 70 boletas menos de las cerca de 300 consignadas. En el segundo caso se dio un fenómeno inverso, ya que había 279 electores consignados y se contabilizaron 297 sobres. “Hasta cuatro (votos) es la diferencia que permite el Código Electoral. Cuando se supera esa diferencia, se debe declarar la nulidad”, detalló.

La elección provincial del domingo pasado acabó con un escrutinio provisorio realizado por el Correo Argentino, que dejó al candidato del Frente para la Victoria (FPV), Juan Manzur, con 54,42% de las adhesiones, según esos datos preliminares -carecen de valor jurídico-. El postulante del opositor Acuerdo para el Bicentenario (APB), José Manuel Cano, finalizó con el 40,76% de los votos, según ese conteo. Este proceso comprende el 81,55% de las mesas escrutadas (2.833 de las 3.474 habilitadas en toda la provincia). Por eso, aún no hay un resultado final. En el oficialismo sostienen que la tendencia es irreversible, y el canismo reclama fraude. Según el presidente de la JEP, Antonio Gandur (ocupa ese cargo por ser titular de la Corte Suprema tucumana) hasta ahora no hay indicios de fraude.

Ayer la escena en el galpón de la sede de la JEP de calle Mendoza 1.050 fue la de decenas de fiscales partidarios extenuados y a las corridas, escuchando a los funcionarios del órgano electoral expresando a viva voz los datos oficiales en simultáneo en los 10 boxes habilitados. El calor, agobiante, agregó más tensión en un lugar donde la validez de un voto en ocasiones llegaba a ser motivo de gritos entre los veedores partidarios. Cuando surgió el debate por las diferencias en las cifras de la mesa N° 326 de San Cayetano, finalmente anulada, el funcionario a cargo tuvo que hacer una advertencia. “Se ha detectado una situación (había una decena de votos más en la urna) y se ha ordenado escrutar. Si hay mil votos, habrá que contabilizar mil votos”, señaló. Luego vació la caja de cartón sobre el escritorio junto otras autoridades, exhibió la urna vacía y, con efectivos de Gendarmería a cada lado, comenzó a acomodar las boletas según categoría (gobernador, legislador, intendente, concejal, comisionado rural).

Desde el lunes hubo otras mesas en las que se resolvió revisar cada voto. Si bien se detectaron las tradicionales “travesuras” de electores (alguien escribió “que ofle el dotor” en una boleta; otro ciudadano puso la leyenda ‘cambio mi voto porque aparezca Julio López’, con una foto del desaparecido testigo dentro del sobre), el avance del trámite no arrojó anomalías severas. Sin embargo, ayer sí se registraron situaciones que ameritaron la nulidad de dos mesas. “Se realizó la apertura de urnas con (la presencia de) problemas que requirieron un poco más de atención, porque pasaban de una simple diferencia de números consignados, ya que había que hacer conteos totales de las urnas. Eso demoró un poco el ritmo”, indicó el secretario Almaraz.

La prosecretaria judicial Teresa Ivankov advirtió en tanto que, si los ciudadanos reciben información o pruebas de anomalías, se presenten en la sede de calle Mendoza 1.050. Estas serán recibidas hasta el día del cierre del escrutinio definitivo, estimado para el 15 de septiembre.

Radicales piden la renuncia del jefe de Policía.- Miembros de la mesa chica de la Convención Provincial de la UCR repudiaron la represión policial del lunes. “La gente concurrió pacíficamente para manifestar su indignación ante el intento de desvirtuación de los resultados de las elecciones, como asimismo repudiamos el intento de fraude electoral que pretende llevar a cabo el oficialismo en nuestra provincia”, dijeron Raúl Moreno, José Ricardo Ascárate y Benito Hipólito Décima. “Pedimos la inmediata renuncia del jefe de Policía, toda vez que ha ordenado la represión sin agotar la vía preventiva y disuasiva que obligatoriamente debía seguir conforme a protocolo al haber ordenado disparar en contra del público, familias y niños que se encontraban presente. También repudiamos la presencia de personal policial armado de civil infiltrados en medio de la gente”, añadieron.

Justicialistas repudian las manifestaciones de opositores.- La mesa de conducción de las 62 organizaciones Justicialistas repudió los incidentes en la plaza Independencia. “Lo que teóricamente comenzó como una autoconvocatoria de ciudadanos que querían expresar su postura respecto a los resultados del escrutinio se vio opacada por la participación de dirigentes políticos de la oposición”, afirmó Juan Jesús Soria, Facundo Quiroga y Rubén Danese. Entre los políticos opositores, mencionaron a partidos de izquierda, del gremio bancario y de Franja Morada.

Ironías por el pedido de Cano para que se vote de nuevo.- El concejal Ignacio Golobisky salió al cruce de la postura asumida por los referentes de la oposición. “Hay actitudes irresponsables por parte de la oposición en Tucumán que no termina de aceptar una derrota, que no termina de aceptar que la voluntad mayoritaria de los tucumanos fue que Juan Manzur sea electo gobernador”, afirmó el candidato a legislador por el Frente para la Victoria. “Tiene hasta planteos pueriles como solicitar nuevas elecciones en el rubro de gobernador, pero no en los otros. O sea que si hablan de un supuesto fraude pero el fraude habrá sido selectivo, únicamente a gobernador, después todo lo demás está bien”, sostuvo el peronista.

El Partido Laborista refuerza sus quejas

El dirigente del Partido Laborista de la Independencia, Francisco Cirnigliaro, volvió a plantear ante la Junta Electoral Provincial (JEP) la nulidad absoluta e insanable de la elección del domingo. Según relató, en los comicios los votos de ese partido no fueron distribuidos en alrededor del 80% del territorio provincial. “No obstante el firme reclamo de la mayoría de nuestros fiscales, las autoridades de mesa en forma terminante y autoritaria procedieron a dar inicio al acto comicial”, reiteró. Además, insistió en  que en la planilla de escrutinio emitida por la Junta, el Partido Laborista no figura dentro de los ítems de resultados electorales para la categoría Intendente. “Esta situación resulta inadmisible”, afirmó. 

Koltan reclama que se abran las urnas

El candidato a gobernador por el partido Unión y Progreso Social, Mario Koltan, reclamó la apertura de todas las urnas, y aseguró que también fue víctima de situaciones anómalas. “El domingo se violaron todos los derechos de los tucumanos, su derecho a votar, a elegir a quien representará los destinos de nuestra provincia. Se cometió fraude, se adulteraron planillas, cambiaron votos, se quemaron urnas, entre tantos hechos de vandalismo”, remarcó. “Sufrimos robos de votos, apriete a compañeros, balearon dos autos de nuestro equipo en el circuito 12, hubo soborno a fiscales y planillas adulteradas para quedarse con nuestros votos”, detalló. “UPS exige la apertura de todas las urnas”, cerró Koltan. 

“Nos robaron nuestros cargos”

Alternativa Popular es otra de las fuerzas que compitió el domingo que reclamó a la Junta Electoral Provincial la nulidad de los comicios. “Nos robaron nuestros cargos a concejales y legisladores. Lo fraudulento es todo el sistema electoral de acoples, que llevó a los 500 acoples y los 25.000 candidatos, con los que se beneficiaron (Juan) Manzur y (José) Cano polarizando la elección y distorsionando toda la voluntad popular”, afirmó Clarisa Alberstein. “A todo un pueblo le robaron el derecho a decidir. A Alternativa Popular no sirve que se abran urnas o se haga otra elección a gobernador. En todos los cargos hubo fraude. La única solución para que se exprese la voluntad popular, es que se anule todo el proceso electoral”, dijo.

Caponio pide que acepten la derrota

“Lo que tienen que hacer José Cano y Domingo Amaya es aceptar el resultado de las urnas y salir a reconocer la derrota”, afirmó ayer Marcelo Caponio, apoderado del Frente para la Victoria. “El domingo el escrutinio provisorio marcó un amplio triunfo a favor de Juan Manzur y Osvaldo Jaldo. La oposición, en base al resultado de San Miguel de Tucumán intentó frenar el escrutinio provisorio para dar una sensación de triunfalismo, cosa que la Junta Electoral Provincial (JEP) no permitió y se llevó a cabo el escrutinio provisorio de casi el 82% de todas las mesas”, recordó. “Luego la oposición ante este resultado sale a denunciar fraude y apertura de urnas. En ninguna mesa hubo irregularidades”, aseguró el secretario de Gobierno. 

Coment� la nota