Disciplina para un juez anti-Medios

Disciplina para un juez anti-Medios
Es uno de los magistrados que aceptó una medida cautelar para que no se aplique la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Mañana debe declarar ante el Consejo de la Magistratura, en la comisión que preside la kirchnerista Diana Conti.
A dos días de dictar un fallo contra la ley de medios, el juez federal de Salta Miguel Antonio Medina deberá enfrentar a la Comisión de Disciplina del Consejo de la Magistratura presidida por la kirchnerista Diana Conti. La denuncia contra el magistrado se basa en su actuación en una causa por delitos de lesa humanidad, pero la cita ocurre justo en momentos en que su nombre aparece involucrado en la disputa entre el Gobierno y la Justicia por los fallos adversos a la implementación de la nueva Ley de Comunicación Audiovisual que sancionó el oficialismo dos meses atrás. Medina es uno de los tres jueces que le bajaron el pulgar a la norma que regula la norma.

El 3 de diciembre pasado la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo decidió convocar a Medina para que dé explicaciones en una denuncia por "mal desempeño", presentada hace más de dos años por Fernando Pequeño Ragone. En el expediente, el nieto del ex gobernador salteño Miguel Ragone, desaparecido el 11 de marzo de 1976, sostiene que las acciones en la causa por el secuestro de su abuelo se paralizaron cuando ésta pasó a manos de Medina.

Según la denuncia que instruye el consejero académico Mariano Candioti, el juez salteño fue nombrado al frente del juzgado de la ciudad de Metán en plena dictadura militar. Antes de ser apoderado del Partido Justicialista de Salta y del ex gobernador Juan Carlos Romero, Medina fue secretario del abogado Raymundo Sosa, señalado en la Conadep como miembro civil de un grupo de tareas.

"El juez Medina es el garante de la impunidad de los genocidas. El trámite de la causa Ragone está plagado de desprolijidades y omisiones", planteó Fernando Ragone en el escrito que presentó ante el Consejo de la Magistratura en febrero de 2007. Después de su denuncia, Medina se inhibió de continuar al frente de la instrucción de ese expediente, decisión que fue avalada por la Cámara Federal salteña. Sin embargo, el sumario ante la Magistratura continuó su camino y mañana, a más de dos años de la denuncia, el juez deberá dar explicaciones por primera vez.

El rol de Medina al frente de las causas contra represores de la dictadura también fue cuestionado en innumerables ocasiones por los organismos de derechos humanos locales. Entre otras irregularidades, lo denunciaron por beneficiar a algunos imputados, como a su ex colega, el renunciado juez federal Ricardo Lona.

El viernes pasado, el nombre de Medina apareció en los medios nacionales luego de dictar una medida cautelar contra la Ley de Comunicación Audiovisual solicitada por una asociación de defensa al consumidor. En el fallo Medina le ordena al Estado nacional que "se abstenga de dictar actos administrativos o realizar hechos de administración que impliquen poner en ejercicio la citada normativa".

Comentá la nota