Discapacidad: necesidad de accesibilidad e integración

an Nicolás, una ciudad llena de barreras

En diálogo con EL NORTE, la Arq. Patricia Petrirena abordó aspectos vinculados a la problemática: responsabilidades, controles, obstáculos, conciencia y deberes. “A diario podemos observar barreras arquitectónicas”, reconoció. Acuerdo Ambiental implementó la campaña del respeto, vinculada a los autos mal estacionados en lugares reservados.

EL NORTE entrevistó a Patricia Petrirena, integrante del Colegio y la Sociedad de Arquitectos de San Nicolás y la Comisión Evaluadora de Reforma de la Ordenanza 1111/76 (reglamento de edificación). La especialista se refirió a la problemática de discapacidad en nuestra ciudad y la cadena de responsabilidades existentes. “A diario podemos observar barreras arquitectónicas”, reconoció.

¿Qué actores intervienen en la cadena de responsabilidades en materia de discapacidad, desde lo arquitectónico y local?, ¿qué hay y se cumple, y viceversa?

Desde lo arquitectónico la cadena de responsabilidades es muy grande. En San Nicolás el Municipio debería ir en primer término como organismo controlador de cumplimiento de la Ordenanza 7.323 promulgada en mayo de 2007. En esta normativa se ha incorporado la Ley Nacional 24.314 que habla de accesibilidad de personas con movilidad reducida. Tiene en cuenta a la hora de edificar, la eliminación de barreras arquitectónicas y libre accesibilidad tanto a los espacios públicos como a los privados: rampas obligatorias, pasillos de circulación más amplios, puertas donde pasen las sillas de ruedas, ascensores con medidas más generosas, entre otros puntos. Esta ordenanza está en vigencia para las obras nuevas y tiene que ser respetada por los profesionales a la hora de proyectar, como así también el Municipio la debe tener en cuenta para aprobar expedientes de construcción. Es importante que desde las organizaciones tomemos conciencia que no sólo es discapacitado la persona que circula en silla de ruedas, sino que también lo son los ancianos, las señoras embarazadas, las mamás que llevan sus hijos en cochecitos y deben bajar a las calles para poder transitar. Eso es lo que debemos advertir, revirtiendo la situación actual en la ciudad sumada al caos de tránsito por todos conocido.

Controles y denuncias

¿Los controles por parte de las autoridades competentes se hacen con la frecuencia necesaria?, ¿la aplicación de sanciones es real?

Los controles a nivel gubernamental se hacen en la medida de lo que puede y con los pocos recursos que cuenta en este momento Obras Privadas a la hora de Inspeccionar.

Una persona discapacitada que no pueda ingresar a un edificio o espectáculo público, o se sienta discriminada en materia de accesibilidad, ¿a dónde podría dirigirse para denunciar?

A la Municipalidad en principio, y de no obtener respuesta, al Colegio de Arquitectos o la Sociedad de Arquitectos sitos ambos en calle Sarmiento 146, donde los podremos guiar para hacer viable su reclamo.

¿Cuáles son las barreras arquitectónicas que se pueden observar a diario en nuestra ciudad?

En nuestra ciudad a diario podemos observar varios tipos de barreras arquitectónicas que podríamos definir como: “Obstáculos que impiden o dificultan la realización de un tarea o actividad afectando la plena integración social de esa persona”. Podemos dar varios ejemplos, creo que el más notorio y del que somos partícipes en nuestra actividad son las vallas de obras en construcción abarcando casi toda la vereda, plataforma de madera tipo deck sin las medidas reglamentarias sobre las veredas, ausencia de rampas o realizadas con pendientes muy pronunciadas, que tampoco sirven, escaleras, puertas giratorias, y por supuesto los vehículos estacionados en lugares reservados para discapacitados o tapando las rampas en las boca calles.

Campaña del respeto

¿Qué lugar en la problemática de la discapacidad le asignan a la campaña del respeto (en la que los vendedores de tarjetas del estacionamiento colocan un folleto de concientización en los parabrisas de los autos mal estacionados en lugares reservados) impulsada por Acuerdo Ambiental?

La iniciativa es muy importante dado que cumple una función educativa sumamente interesante para toda la ciudad. La invitación a participar de esta campaña, la cual agradecemos infinitamente, nos sirvió como detonante para analizar que esto es solo una parte de un largo proceso de reformulación y cambios dentro de la ciudad. Desde del Colegio y la Sociedad de Arquitectos aspiramos a que San Nicolás sea una ciudad accesible tanto en los espacios públicos como en los privados. En este sentido venimos trabajando, colaborando con el Municipio en la reforma de la ordenanza 1111/76 para disminuir hasta erradicar, en la medida de lo posible, lo que nosotros llamamos barreras arquitectónicas.

Deberes

¿Qué pueden hacer los Colegios y Sociedades profesionales -en este caso de Arquitectos- para aportar a la solución de la problemática de la discapacidad, qué debe hacer el Estado y los ciudadanos en general?

El Colegio de Arquitectos está trabajando en conjunto con la Sociedad de Arquitectos. Pensamos este año organizar charlas y seminarios en el tema ciudades accesibles para todos a nivel profesional como así también trasladar nuestra inquietud a las escuelas para que los niños desde edad temprana también tomen conciencia en este tema. Seguiremos trabajando en la reforma de la ordenanza 1111/76 que ya a esta altura es absolutamente obsoleta debido al crecimiento acelerado de nuestra ciudad. También pedimos la colaboración del Estado que desde su lugar detecte, controle y sancione a las personas que no cumplan con la normativa destinada a suprimir las barreras arquitectónicas. No podemos ni debemos dejar afuera a la sociedad, a la que a veces si no le toca la desgracia de tener un problema de discapacidad se hace la desentendida.

¿Fue difícil incorporar las cuestiones de discapacidad en la nueva ordenanza 7.323, lograr uniformidad de criterio?, ¿será complejo incorporar las exigencias en las nuevas obras debido a los hábitos instalados?

Es un problema muy complejo de resolver pero no imposible. Es lento dado que los “malos “ hábitos los tenemos instalados desde hace mucho tiempo y a veces se torna difícil revertir esta situación.

Comentá la nota