Dirigentes sociales denuncian una distribución discrecional

Dirigentes sociales denuncian una distribución discrecional
Organizaciones de izquierda pidieron que se los incorpore al plan.
Dirigentes sociales de diferentes organizaciones manifestaron ayer en la plaza Independencia su rechazo a la modalidad de distribución discrecional de los planes mensuales de $ 1.200 para cooperativistas.

En el marco de una jornada de protesta nacional, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), el Polo Obrero, la Coordinadora Barrial (COBA) y el Movimiento Sin Trabajo Teresa Vive repudiaron la monopolización del reparto de los planes "Argentina Trabaja" por parte del Partido Justicialista (PJ).

Los manifestantes partieron desde el parque 9 de Julio hasta la plaza Independencia. "El gobernador manifestó que ya se repartieron entre gallos y medianoche los 15.000 puestos nuevos de trabajo, lo que constituye una muestra más del manejo autoritario y clientelar. Por eso reclamamos que se abra la inscripción a las cooperativas a todos los que lo necesiten", planteó Claudio Burgos, dirigente del Movimiento Sin Trabajo Teresa Vive.

Por los megáfonos, los referentes autoconvocados compararon la situación de Tucumán con la de los intendentes del conurbano bonaerense. "Los intendentes, legisladores, concejales y punteros políticos que responden al gobernador están anotando dentro del aparato clientelar a los beneficiarios de este plan, E inclusive cobrando para hacerlo, o diciendo que tienen que pagar un porcentaje cuando se cobre dicho beneficio, o anotando directamente a familiares y amigos. Existen numerosas denuncias en los medios de comunicación", se advirtió en el documento leído durante el acto.

Frente al manejo discrecional de los planes que denunciaron, reclamaron por el cese el clientelismo político, la inmediata apetura de los padrones de beneficiarios a todos los desocupados y organizaciones sociales, la aplicación del programa Argentina Trabaja en toda la provincia (no sólo en el Gran San Miguel de Tucumán) y por la creación de puestos de trabajo reales en obras públicas y de infraestructura comunitaria, financiados por el Estado.

Comentá la nota