Dirigentes de la CGT, enojados con Lunghi porque se niega a recibirlos

El 11 de septiembre pidieron una audiencia y todavía no los recibió. Querían hablar sobre diferentes temas, "pero parece que le molestan los dirigentes sindicales", opinó César Trapote.

En la sede de Smata integrantes de la CGT Regional Tandil convocaron a los medios para expresar su fastidio con el intendente Miguel Lunghi.

Según lo expresado por el secretario general del medio anfitrión, César Trapote, "el 11 de septiembre pedimos formalmente una audiencia con el Intendente para charlar sobre diferentes temas. Hoy, uno de octubre, continuamos esperando una respuesta. Porque si bien es cierto que nos recibió (el jefe de Gabinete) Carlos Fernández y por una cuestión de educación concurrimos, nuestra intención era escuchar de boca del propio intendente su parecer sobre determinados temas".

El dirigente gremial comparó la actitud de Lunghi con la del gobernador Daniel Scioli, "que a cuatro días de haberle pedido una audiencia nos recibió. Estimo que la agenda de un gobernador debe ser más complicada que la de un intendente, y sin embargo Scioli nos recibió".

El enojo de Trapote y otros dirigentes sindicales también se manifestó porque "todos sabemos que el Intendente recibe a las distintas cámaras, a los autoconvocados del campo y a otros sectores, pero parece que tiene alguna cuestión con los trabajadores".

"Es parte de su personalidad –estimó- le molestan los dirigentes sindicales, que en su mayoría son peronistas. Pero a nosotros también nos elige la gente y tenemos el legítimo derecho de representarla".

Sobre los temas que pensaban abordar con Miguel Lunghi, la agenda incluía la crisis, la explotación de las canteras, el próximo presupuesto, la inseguridad y la nocturnidad, entre otros.

Finalmente, Trapote expresó su disgusto por la reciente actitud del Ejecutivo municipal de haber cerrado el palacio a los trabajadores. "La Municipalidad está abierta todo el año, incluso los fines de semana, pero cuando los trabajadores van a expresar un reclamo que es justo, la cierran y ponen policías. No sé de qué se asusta el Intendente".

Comentá la nota