Los dirigentes y Caruso, en desacuerdo por Orion.

Los dirigentes y Caruso, en desacuerdo por Orion.
Los dirigentes tienen una decisión tomada: comprar a Agustín Orion. El arquero, actualmente en San Lorenzo, anda con ganas de poder pasar al club de Avellaneda porque, entiende, es un desafío profesional que llega en un buen momento.
Ricardo Caruso Lombardi dice que su arquero es Pablo Santillo y que no necesita otro refuerzo en el puesto, aunque en estos entrenamientos prueba a Mauro Dobler. ¿Quién puede escribir el final de este cuento? Lo real es que la llegada de Orion a Racing, desde lo económico está prácticamente resuelta, pero todavía resta definir cuál es el real pensamiento del entrenador.

En este libro de pases, en Racing llegaron los diez jugadores que pidió el técnico. Sin cuestionamientos, a Caruso Lombardi le trajeron casi un equipo suplente. Sin embargo, parece que eso tampoco conforma al ex conductor de Newell's y Argentinos que todavía insiste por la llegada de un delantero y un volante por la izquierda. En ese punto, radica el principal obstáculo para la supuesta negativa de Lombardi. Lo que se instala es una negociación paralela entre dirigentes y técnico para que, de ambos lados, se consiga lo que se quiere. Esto es: llega Orion, viene un punta o volante. Caruso le dijo ayer a TyC Sports: "Traigan a quien quieran, el arquero lo pongo yo".

¿Qué piensa Rodolfo Molina? El presidente está convencido de lo que significa adquirir el pase del arquero. No sólo por lo que le puede dar desde lo futbolístico y dentro del vestuario también porque entiende que Orion en Racing tiene nuevamente destino de Selección y su cotización, lógico, se elevará en poco tiempo. Todos esos argumentos son los que no ofrecen fisuras en la decisión de ir por el uno de San Lorenzo. ¿Si lo que comentó Caruso en las últimas horas puede frenar su arribo? No es determinante, pero sí generó malestar ¿Para cuándo el arquero puede estar en condiciones de atajar? En plena recuperación de su rotura de ligamentos, a esta altura Orion se entrena con trabajos específicos del puesto. Y, según una fuente cercana, "podrá estar en condiciones para fin de mes", por lo que eso tampoco es un impedimento. En Racing están convencidos, Orion sabe que es un paso adelante en su carrera y Caruso, en principio, se opone con el fin de sacar esa ventaja para que le traigan otros pedidos. En esa disputa, el arquero no entra porque no le interesa. Solo espera, mientras Molina se mueve.

Comentá la nota