Dirigentes barriales aseguran que insistirán con el proyecto

Encabezados por Sergio Fresia, confirmaron que ya se reunieron con los propietarios de las tierras, quienes negaron toda posibilidad de que el camino pase por Cabo Peñas. Por ello, recurrirán al Concejo Deliberante y al Municipio, con el fin de que el tema sea evaluado por las autoridades políticas de la ciudad.
Tras la opinión favorable de las autoridades de Vialidad Nacional, los vecinos de Margen Sur confirmaron que insistirán ante los representantes del Municipio para que se concrete el proyecto de reapertura de la Ruta 3 desde Margen Sur hasta Punta María.

Más aún después de las reuniones que mantuvieron con familiares directos de los propietarios de las tierras por donde pasaría dicho camino, Estancia Cabo Peñas, quienes manifestaron que el proyecto no era viable porque no tenían intenciones de ceder los terrenos.

Ante ese panorama, los representantes barriales de Margen Sur llevarán una vez más el proyecto al Concejo Deliberante para que en sucesivas reuniones junto al Municipio, sea tratado en alguna sesión ordinaria del primer semestre.

"A pesar de que los dueños nos dijeron que no tendían interés en ceder los terrenos, no vamos a bajar los brazos porque sabemos que hay otras opciones", aseguró Sergio Fresia, uno de los ideólogos de la iniciativa y voz cantante ante las diferentes patas de la propuesta quien además dijo: "Vamos a seguir insistiendo con la idea porque sabemos que es sumamente beneficiosa para el barrio, pero para la ciudad toda".

Asimismo, Fresia dio precisiones del encuentro que tuvieron con los propietarios de las tierras al decir que "fuimos recibidos pero no nos fue bien. Ellos no tienen interés en ceder los terrenos y no entienden que este proyecto los beneficiará porque revalorizará los terrenos aledaños a la ruta".

"Con ellos (por los propietarios) me parece que no hay chances de volver a dialogar porque están muy cerrados en su postura así que acudiremos en breve al Concejo Deliberante para volver a dialogar con los ediles y hacerles saber que porque los dueños de las tierras no quieran cederlas, el proyecto no tiene porque morir", enfatizó Sergio Fresia.

Asimismo, dijo que "de igual modo iremos al Municipio porque queremos que ellos también se involucren en el proyecto" y señaló: "Acá no se beneficia un solo sector de la ciudad. El beneficio es para todos porque se va a revalorizar una zona que hoy está desaprovechada y tiene mucho potencial turístico".

Sergio Fresia dijo a TIEMPO Fueguino que en breve insistirán con la iniciativa en el Concejo Deliberante y recordó que hace unos meses atrás, la mayoría de los concejales se mostraron muy interesados en la idea e incluso recorrieron la zona junto a diferentes representantes barriales de Margen Sur.

"Siempre vimos buena predisposición en los Concejales y por eso vamos a volver a requerir de su intervención", aseveró Sergio Fresia quien además dijo: "Sabemos que hay vías judiciales para poder utilizar los terrenos y si es necesario vamos a pedir intervención de esa forma, aunque esperamos que no haga falta llegar a ese punto".

Asimismo, el líder barrial dijo que "también le vamos a pedir al Concejo Deliberante que invite a los propietarios de las tierras a tener una reunión más formal, donde todos puedan exponer sus posturas y que sean ellos los que evalúen finalmente como están dadas las condiciones".

"Yo creo que aunque nos tomen varios meses, el proyecto tiene que salir tarde o temprano", auguró Fresia que reiteró: "Acá estamos hablando del beneficio para todo un barrio que hoy está muy postergado pero a la larga, la mejora será para toda la ciudad porque se puede desviar el tránsito pesado por esa ruta y así evitar que los camiones sigan circulando en el ejido urbano".

"Es por eso que le vamos a pedir la colaboración a los Concejales y al Municipio porque creemos que esta idea debe ser sostenida por todos, ya que estamos hablando de una posibilidad de revalorizar una zona de la ciudad que hace mucho que está postergada", cerró diciendo el líder barrial.

Los representantes vecinales de todos los barrios de la Margen Sur realizaron hace unos meses una presentación en el Concejo Deliberante solicitando que se declare de utilidad pública, para su posterior expropiación, la senda de la antigua Ruta Nacional N° 3, que hoy es la continuación de la calle Tolhuin de ese sector de la ciudad.

El tramo de camino que solicitan los vecinos es que el que nace en la propia calle Tolhuin, pasa por el Cabo Peña, la laguna homónima y termina en la zona de los terrenos de la Fuerza Aérea Argentina, a metros de Punta María.

Amparan dicho pedido en el artículo 17 de Constitución Nacional; en el 14 de la Constitución provincial y en la Carta Orgánica municipal. Exponen que en la actualidad la ciudad de Río Grande cuenta con una sola salida hacia el Sur de la provincia, "lo que conlleva a que en una catástrofe no se pueda pasar por el único puente sobre la Ruta Nº 3 y que así esta ciudad quedará aislada", tal como ocurrió en julio de 2006 tras el desborde del río Grande que inutilizó el puente ubicado sobre ese curso de agua.

Observan que el nuevo recorrido tendrá aproximadamente 16,40 kilómetros de extensión y que "desde los barrios hasta la Ruta N° 3, con el camino actual, los vecinos que vivimos en la zona denominada Margen Sur debemos hacer un recorrido de 30,50 km. de extensión para llegar al mismo punto".

También, en caso de que se proceda a la apertura, Río Grande "contará con dos salidas hacia el Sur de nuestra provincia y lograremos el desarrollo y por consecuencia el crecimiento de la zona denominada Margen Sur, que comprende los barrios, CAP, Austral, Aeroposta, Reconquista, Cabo Peña, Ecológico, Villa Las Rosas, de Los Productores, 15 De Octubre, Unidos, 22 de Julio, Argentino y El Mirador.

"La comunidad toda tendrá otras alternativas para el turismo local, ya que al ingresar los turistas a nuestra zona habrá más incentivos para que los vecinos mejoren sus veredas, sus patios, sus viviendas, tendremos más posibilidades de inversiones y en especial dejaremos de ser el patio trasero de Río Grande", señalan los dirigentes barriales.

También dicen que "a los productores se le facilitará y achicaran los gastos para introducir la materia prima -madera, alimentos- provenientes del Sur de la provincia, y conseguirán comercializar mejor sus productos, como así también los comerciantes locales se verán favorecidos por el movimiento turístico que visitarán la zona. Los camiones de gran porte provenientes del monte fueguino para los aserraderos de ese sector no tendrán que circular por el centro de la ciudad de Río Grande con el peligro que eso acarrea".

Comentá la nota