Más dirigentes asisten a las exequias del FdeT

Luego de que Rudy Fernández le hiciera un guiño al velatorio de la alianza gobernante que anunciara la oposición, se sumaron el liberal Bernardo Quetglas y el radical Aquino Britos. ¿Qué queda de aquella "formidable herramienta electoral" que rompió las urnas?

Que Armando Aquino Britos (UCR), hasta hace poco acérrimo defensor del proyecto que encarnaba el gobernador Arturo Colombi, y el liberal Bernardo Quetglas, hombre de máxima confianza de Josefina Meabe de Mathó, figura emblemática del triunfo oficialista del 28 de octubre, coincidan en decir que la alianza gobernante está acabada dice mucho.

"Creo que como frente, (el Frente de Todos) se ha agotado un ciclo. Si seguirá o no existiendo es hacer futurología. Podría haber sido más fructífero, pero hoy está agotado", dijo el diputado celeste.

Su par radical, que ahora se halla en un bloque límbico porque no está ni con ricardistas ni con arturistas, si es que ambas definiciones aún existen, se mostró equidistante y se arrimó a Rudy Fernández, quien también es de la idea de que la coalición que creara en 2001 Ramón Mestre para destronar al hombre fuerte de entonces, Raúl Romero Feris (que aún preso se impuso en la primera vuelta a Ricardo Colombi). "No existe más el Frente de Todos", sentenció. "Fue una alianza transitoria, al no ganar el gobierno desaparece no hay motivo para que subsista".

Según el legislador radical "El Frente de Todos finalizó. Fue una alianza electoral que no llegó a la gestión de gobierno, lo permanente es le partido, la UCR es nuestra casa. Algunos no nos fuimos nunca de allí otro estuvieron con Néstor o con Cristina", dijo

En cuanto a la transición de la que todos hablan pero pocos contribuyen, Quetglas dijo que "por lo pronto es bueno que se pueda continuar con la tarea legislativa, y responder a las cuestiones. Van a ser pocos los tiempos para sesionar y espero que hagan a la calidad legislativa, hay una serie de cuestiones que se vienen dialogando con las distintas bancadas", señaló, para adelantar que "si bien somos oposición queremos ser constructiva y no obstruccionista en el bloque". Con estos dichos confirma que el liberalismo camina hacia la unificación y, con seis diputados, a convertirse en un polo de poder dentro de la Cámara. En el mismo sentido se expresó ayer el liberal disidente Alejandro Sitjá y Balbastro y antes Perucho Cassani, quien suena para suceder a Josefina Meabe de Mathó.

Sobre este tema, Aquino Britos no fue tan ambicioso y dijo que "ninguno de los 26 diputados renuncia a la posibilidad de ser candidato a Presidente, pero para que yo acceda debe a haber un acuerdo, aunque el cargo no me desvela", aseguró.

Comentá la nota