Un dirigente "K" vino a "mover el avispero"

Para la Corriente K, Fabián Ríos no es el único que tiene el apoyo de la presidencia. Pruyas contaría con la bendición oficialista de triunfar en las internas. Advierten que el apoyo del Gobernador Colombi a Cobos "es un escollo para la provincia".
La cúpula del kirchnerismo envió a Corrientes a referentes regionales para testear cómo se desarrolla la etapa previa a la elección interna del 15 de febrero.

El grupo estuvo encabezado por el dirigente misionero José Sutiz, quien se reunió con Fabián Ríos y Rubén Pruyas, precandidatos a gobernador por el kirchnerismo a quienes les comunicó cuál es la posición de la cúpula nacional respecto a las votaciones del próximo mes.

En ese aspecto Sutiz fue claro: "Fabián Ríos no es el candidato oficialista en la interna". Explicó entonces que los Kirchner evitarán intervenir en la compulsa electoral, aún cuando afirmó que la dirigencia nacional "dará el apoyo al que gane la interna".

DIFERENTES PERO IGUALES

Aún cuando existen diferencias entre los postulantes en las votaciones internas "todos tienen el aval. Ríos, Pruyas y Rogelio Benítez también", dijo Sutiz, quien advirtió que la principal disimilitud entre Ríos y Pruyas es que el primero quiere que su partido abandone el Frente de Todos, mientras que el vicegobernador quiere que continúe en la alianza gobernante.

Según el referente de la Corriente K "el kirchnerismo apuesta a la concertación". Según esto, se debe buscar el apoyo de otros grupos políticos "siempre que la idea de ellos se encuentre en línea con el proyecto nacional", y coincidió así con la idea de Ríos.

Aún cuando la estrategia el PJ es encabezar en Corrientes una coalición partidaria, confían en que existe apoyo del electorado para presentar un postulante con una lista propia, pero advierten que eso se logrará sólo al contar con el apoyo de todas las líneas internas.

Respecto al resultado de la contienda electoral, el dirigente afirmó que "El que pierde debe acompañar", dijo Sutiz, quien informó también que el objetivo de su visita a Corrientes es conciliar posturas entre los dirigentes de todas las líneas internas del justicialismo.

Por otra parte, dio a conocer que la visita a Corrientes es en el marco de una recorrida regional a las provincias del NEA. El objetivo que se persigue es encolumnar a todos los dirigentes justicialistas tras el kirchnerismo. Dio a conocer que buscan evitar desmembramientos del grupo político, por lo que "si es posible conciliar entre todos para evitar elecciones, mejor".

Comentá la nota