Dirigente regional de Uatre negocia en nuestra ciudad una salida al conflicto

Mario Lastra ofició de representante gremial en el medio de una profundización del paro y los piquetes que afectan a las plantas de acopio. En las últimas horas mantuvo un cónclave con la patronal.
Un nuevo capítulo en el conflicto sindical, que paralizó la actividad en varias plantas de acopio de cereales, dependientes de la Cooperativa Agrícola Ganadera de Tandil y Vela Limitada, tuvo lugar ayer, en ambos turnos, donde empresarios y sindicalistas reforzaron sus estrategias con el objetivo de encontrar una salida.

Por la mañana, autoridades de la firma mantuvieron un encuentro en la sede de la Cámara Empresaria, desde donde planificaron un encuentro vespertino con el delegado regional de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores.

Precisamente, Mario Lastra arribó a la ciudad para oficiar de vocero gremial en una disputa que, hasta el momento, tenía como único referente de Uatre al dirigente local Jorge Gigena.

“La idea es acercar las partes y tratar de hallar una solución al conflicto”, expresó a este diario, pasadas las 13, Daniel Alvarez, gerente de la cooperativa.

Para el entrevistado, resulta necesario concretar una “salida consensuada” a una situación que mezcla una huelga del personal con un piquete donde se obstruye el ingreso y egreso de transporte de carga.

Con relación a la polémica “bolsa de trabajo”, registro al que Uatre pretende ingresar el personal “temporario”, Alvarez ratificó que “cada empresa tiene operarios afiliados al sindicato, que vienen trabajando en la empresa hace mucho tiempo, pero planteamos que la bolsa es complementaria”.

Sobre el estado de conversaciones con la contraparte, el empresario indicó que “siempre estuvimos abiertos al diálogo, con el fin de conversar y consensuar”.

Cabe recordar que a fines de la semana pasada, Uatre, con el apoyo explícito de otros gremios que integran la CGT (Tandil), advirtió que el piquete seguiría frente a las plantas de silos de la Cooperativa Agrícola Ganadera de Tandil y Vela Limitada.

Pero también redoblaron la apuesta al destacar que desde ayer pensaban extender la protesta a otras empresas que se nieguen a ocupar trabajadores de la bolsa de trabajo.

La medida de fuerza se inició el último jueves, con un piquete en la planta sita en Darragueira y Segundo Sombra.

El reclamo de Uatre, es visto por los empresarios como “un sistema que no existe y se superpone con los empleados que tenemos en cada una de las plantas de silos”. También, desde la patronal, se calificó de “fuera del marco de la ley” y “patoteril” a la embestida sindical.

Cabe recordar que el gremio Uatre sumó el respaldo del Sindicato de Camioneros, de reconocido poder de movilización.

Comentá la nota