El dirigente radical invitó a Mirizzio a generar nuevas estrategias

En referencia a las declaraciones vertidas por el titular de la empresa AIMOCONS S.A.C.I.F., Héctor Mirizio, el presidente de la Comisión Directiva de la Fábrica Frutihortícola Agroandina, José Luis Bellia, dijo que "lejos de ser una competencia, debemos pensar como una herramienta estratégica para crecer en conjunto".
Bellia expresó que "si Mirizio tiene problemas de introducción, lo podemos pelear juntos, pedirle a los intendentes especialmente al de Capital que se sumen como estrategia de desarrollo para que la tasa de introducción no sea una traba para la producción. Entendemos que los municipios deben recaudar, pero nosotros también aportamos con el valor energía donde hay una tasa y con otros impuestos o tasas".

Añadió que "si los intendentes, diputados, concejales, el gobierno provincial, los productores y los comerciantes, logramos articular una Rioja basada en el respeto y en la producción, creo que hay una gran esperanza".

El presidente de Agroandina invitó a Héctor Mirizio para que visite la planta en Chilecito y se dirigió a él diciendo: "amigo Mirizio te esperamos, nos sumemos juntos, sos un buen industrial en Aimogasta y las cien personas que allí trabajan merecen tener esa industria, en todo lo que podamos brindar desde acá estamos a tu disposición".

Con respecto a la visión de competencia, Bellia indicó que "dentro de la provincia, a veces tenemos la impresión que el otro (empresario) es grande, pero solamente hay que salir de la provincia para ver lo pequeños que somos y todo lo que nos falta. Aún teniendo Agroandina, Mirizio y otras empresas en condiciones, seguirá habiendo tomate que se irá fuera de la provincia".

En este sentido, añadió que "hay que seguir conquistándolo y tratar que la producción no se vaya, y no sólo el tomate, hay que seguir con el membrillo, el pimiento, la espinaca y la acelga que también se entregan".

"El mundo está requiriendo alimentos y desde La Rioja se puede producir, nosotros tenemos zonas productivas benditas, por lo tanto en La Rioja sentirse competencia una empresa con otra es algo muy distante, lo que nos hacen falta son más bodegas, industrias conserveras, ampliación de la frontera agropecuaria y más hectáreas de tomate, hoy estamos hablando de 300 hectáreas y cuando lleguemos a las 1000 hectáreas, van a faltar máquinas para elaborar esa producción haciendo referencia a solo un producto", detalló.

Comentá la nota