El dirigente que escrachó a Carrió dijo que "no quiere su perdón"

El dirigente que escrachó a Carrió dijo que
Emerenciano Sena lidera un movimiento de desocupados en Chaco. Negó su pertenencia a las filas K aunque avala las retenciones. Volvió a disparar contra Lilita: "Ahora es mascarón de la democracia, pero fue cómplice de la dictadura".
El escrache de este martes a Elisa Carrió en el Chaco tuvo un líder que dirigió a la decena de piqueteros que le pintaron el frente de la casa del ex marido de la líder de la CC con frases en la que denuncian a la mujer como “cómplice de la dictadura”. Se trata de Emerenciano Sena, miembro del Movimiento de Trabajadores Desocupados 17 de julio, quien desmintió ante Criticadigital su pertenencia a las filas kirchneristas.

El chaqueño habló con este medio en un "descanso" de su trabajo como albañil en la ciudad Resistencia.

- Lilita dijo que “los perdona de corazón”, ¿Acepta su perdón?

- Nosotros no le pedimos disculpas. Se cree Jesús que puede perdonar desde un altar a todos. Su misticismo no me interesa. Aunque digan que soy un loco, creo que era necesario denunciar la complicidad de Carrió con la dictadura. Hoy se muestra como un mascarón de la democracia, pero ella participó de la justicia en los años de plomo, en un golpe cívico militar que hizo desaparecer a miles de personas.

- Ustedes fueron acusados de pertenecer a las filas del kirchnernismo, ¿es así?

- Somos un movimiento de desocupados creados hace 15 años y nos opusimos con la misma fuerza a Carlos Menem, Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner. Y en la provincia también peleamos para lograr mejoras contra el gobierno de Jorge Capitanich. Son todo lo mismo que durante las campañas: prometen y luego no cumplen. Así los trabajadores quedamos sin nada. La situación de la pobreza en el Chaco es desesperante y los diferentes gobiernos nunca hicieron nada.

- Su movimiento se denomina MTD 17 de julio y coincide con la fecha en que Julio Cobos dio su voto no positivo a las retenciones móviles. ¿Tiene algo que ver?

- No, absolutamente nada que ver. El 17 de julio del año 2000 sufrimos una represión muy fuerte en la plaza central de Resistencia, luego de estar 14 meses acampando para pedir pan y trabajo. Después de eso, yo estuve 17 días preso. Fui uno de los primeros luchadores sociales en ser encarcelado en mi provincia.

- ¿Su agrupación está a favor de este nivel de retenciones?

- Si es necesario que haya retenciones para que el Estado disponga de más recursos. Eso si, después hay que seguir en la lucha para que los gobiernos usen esa plata para la educación y la salud.

- ¿Cómo califica a los piquetes en las rutas de los ruralistas?

- No estoy de acuerdo, pero con la agrupación tampoco planeamos ningún tipo de contrapiquete. Ellos priorizan sus necesidades, pero no hablan de la pobreza en la que vivimos millones de argentinos. Además, los cortes de ruta son de los patrones del campo que le pagan a los peones para que los acompañen en las protestas. No son piquetes de la necesidad, sino para proteger sus intereses. Así, los ruralistas quieren debatir en el Congreso las retenciones, pero no cómo solucionar el hambre.

Comentá la nota