La dirigencia reconoce que los comicios afectarán la gestión

La dirigencia reconoce que los comicios afectarán la gestión
Parlamentarios, ediles e intendentes evaluaron de distinta forma el nivel de incidencia.
Las instituciones políticas de la provincia sufrirán el efecto del año electoral. Pese de que quienes ocupan cargos en el Legislativo y el Ejecutivo pronostican que la actividad no se alterará por los comicios de octubre, el doble rol de miembros del Gobierno y dirigentes que desempeñan traerá sus consecuencias.

Quizás por esto, el gobernador, José Alperovich, a principios de año haya pedido a los miembros del gabinete provincial que no se distraigan con las elecciones nacionales y que siguieran poniendo énfasis en sus tareas habituales.

Quienes recorren las dependencias de la Legislatura en meses previos a una elección, sobre todo si se trata para autoridades provinciales, saben que el movimiento por los pasillos es escaso o bien que no está relacionado con la actividad legislativa.

De acuerdo con los registros que figuran en la página oficial del cuerpo (www.hlt.gov.ar), hay menos sesiones en años electorales (ver “Sesiones...”). No hubo comicios en 2004 y los parlamentarios asistieron 21 veces al recinto, mientras durante el año siguiente sólo lo hicieron en 19 oportunidades, ninguna de ellas en octubre, el mes de las elecciones. El 2007 fue un año empapado de política dado que los tucumanos entraron al menos dos veces al cuarto oscuro (elecciones para renovar autoridades provinciales y nacionales) y, quienes participaron de la interna justicialista en la que se enfrentaron Alperovich y el ex vicegobernador Fernando Juri, lo hicieron una tercera. Esto afectó el trabajo de la Cámara, que celebró sólo 12 sesiones. Los legisladores no pisaron la sede de Rivadavia primera cuadra en abril, junio ni agosto.

Para el parlamentario oficialista José Alberto Cuneo Vergés, este año no sucederá lo mismo. “Hemos vivido períodos similares y no creo que mermen las tareas. La actividad no se debe medir por la cantidad de sesiones sino por el trabajo que hacemos”, opinó. Si bien reconoció que habrá una incidencia, evaluó que será mínima.

“Espero que esta vez no suceda”, puntualizó el legislador republicano y candidato a senador nacional, Luis José Bussi. Señaló que no debería ocurrir. “La gente nos eligió para una actividad concreta y por eso seguiremos presentando proyectos y trabajando habitualmente. Voy a desarrollar la campaña sin menoscabo de mis responsabilidades como legislador”, argumentó. Sin embargo, Bussi recordó que el llamado a sesión no depende del bloque de FR -que integra junto a su hermano Ricardo-, sino del mayoritario Tucumán Crece.

“Sin tinte electoralista”

El secretario general de la Gobernación, Ramiro González Navarro, fue claro al señalar que el Poder Ejecutivo evitará que las elecciones congelen el trabajo de la gestión del Gobierno. “En principio, la gestión de Alperovich de este año no tendrá un tinte electoralista”, espetó. Argumentó que los ciudadanos no evaluarán las tareas del Gobierno en función de actos electorales sino de acuerdo a lo que éste haga cotidianamente. “No se pondrá especial énfasis en actividades que busquen un impacto mediático en el electorado”, adelantó. Reveló que las directivas del primer mandatario fueron las de “trabajar como hasta ahora”, concluyó.

Cuestión de horarios

Al tratarse de elecciones nacionales, los dirigentes afirman que la repercusión en los ámbitos municipales puede ser menor. Los ediles de la capital aseveran que las elecciones nacionales no disminuirán el ritmo de trabajo del Concejo. El presidente del cuerpo, Ramón Santiago Cano, afirmó que se debe a una cuestión de horarios: “Los actos políticos y las reuniones generalmente se hacen durante la noche”, especificó. Cree que se mantendrán las dos sesiones ordinarias mensuales que vienen desarrollando.

Contrariamente, el concejal opositor Claudio Viña (FR) disparó que “hay que ser realistas”. “Por experiencias pasadas sé que influirá. No sólo se alteran las tareas administrativas sino que el hecho de que algunos de ellos sean candidatos cambia la dinámica”, detalló.

“Una distracción”

“Esta no es la nuestra. No tenemos intereses en juego”, se sinceró el intendente de Simoca, Luis González. El opositor consideró que si bien los gobernantes deben trabajar siempre para la gestión, gran parte de los funcionarios son dirigentes políticos: “Hay que tener en cuenta que la actividad política es la que nos permite llegar a la función pública”.

El jefe municipal de Tafí Viejo, Javier Pucharras, adelantó que los comicios afectarán mínimamente la actividad de los municipios. Aunque alertó que ocurrirá recién en los meses previos. “En realidad cuando uno está en una gestión lo último que quiere es que haya elecciones porque distrae de las tareas diarias”, reveló.

Comentá la nota