La dirigencia de ATE Jujuy solicitó en la Municipalidad que se derogue la ordenanza que aumentó el precio del transporte

Gente de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE Jujuy) se dio cita ayer en el edificio municipal de avenida el Éxodo para interpelar al Intendente Raúl Jorge y solicitarle el llamado a sesiones extraordinarias con el fin de derogar las ordenanzas que establecieron por un lado llevar la tarifa del transporte urbano a $1,75, y además facultan al Jefe de la comuna a decretar otro aumento sin que este se discuta y apruebe en el Concejo Deliberante.
En un enérgico rechazo a sendas normativas, Fernando Acosta, Secretario General de ATE Jujuy, consideró inaceptable la medida. En palabras del dirigente, las amas de casa, los estudiantes y trabajadores, van a transferir millones de pesos a "5 o 6 empresarios" con esta disposición conjunta del municipio y el concejo deliberante.

El objeto de la llegada al edificio de avenida Éxodo era solicitarle al intendente que convoque al Concejo Deliberante o vea la forma en que se pueda derogar la ordenanza que no solo dispone el aumento del boleto llevándolo a $ 1,75, sino que también autoriza al ejecutivo municipal a seguir haciendo aumentos luego y por decreto. "Queremos que se derogue esa ordenanza y que se discuta en forma seria. Después de eso si quieren hacemos reuniones, audiencias públicas o cualquier mecanismo, pero primero necesitamos sacarnos esa espada de Damocles que significa la normativa sancionada. Al estar facultado el poder ejecutivo municipal a aumentar por decreto, el precio puede terminar en $2, $2,50, o cualquier cosa".

Debido al receso del cuerpo deliberante, los gremialistas recurrieron al poder ejecutivo para que convoque a extraordinarias, para que se trate. Allí no fueron atendidos por "Chuli" Jorge, sino por el Coordinador General de Intendencia, Lisandro Aguiar y el Director de Transporte, Alejandro Marenco, ante lo cual el titular de ATE mostró una rígida postura. "A los funcionarios que nos atendieron les dijimos que no nos interesaba discutir el tema del boleto, porque el hecho ya está consumado. Pero les dejamos aclarado que no vamos a permitir el boleto aumente más. El plazo es el 28 de febrero, de manera que antes del 1º de marzo tomaremos las medidas que sean necesarias para no permitir que se produzca el aumento, ya sea por la vía judicial y como lo hicieron los vecinos a comienzos de enero".

No hay hasta el momento una postura fijada por los gremialistas respecto a qué cuadro tarifario corresponde, pues la intención es iniciar el diálogo una vez caída la ordenanza que genero el conflicto. Sin embargo se barajan algunas cifras ya que, según Acosta, hay estudios de costos que en ninguna de sus alternativas hablan de una cifra superior a $ 1,50. Pero antes de cualquier planteo dejó en claro que el piso fijado hoy es de $ 1,75 y que puede elevarse más, lo que consideran inaceptable. "Esa ordenanza, que fue rechazada por toda la comunidad, excepto por los concejales que lo votaron y el gobierno municipal" manifestó.

Además apuntó contra los ediles que sancionaron la normativa. "Lo primero que tiene que hacer la municipalidad es sacar el instrumento que un grupo de concejales, mayoría, votaron la actual tarifa, a contrapelo de toda la voluntad popular. Seguramente fue defendiendo intereses empresarios y personales de algunos de ellos. Será por intereses económicos porque sino no se explica porque se hizo de esta forma, entre gallos y medianoches, en la finalización del mandato de la mitad de los concejales, en fin hay muchos situaciones irregulares".

Ante una hipotética intervención del estado provincial, posibilidad anhelada por el municipio, el dirigente dijo que "una vez que saquen esa ordenanza, vemos si es necesario que intervenga la provincia, la nación en mayor proporción, y si es necesario, ya que reciben millones de subsidios".

Por otro lado se centró en el negativo impacto social que observa en la normativa. "Con esta medida lo que el gobierno municipal determinó es que los habitantes de San Salvador de Jujuy van a transferir de su bolsillo millones de pesos al bolsillo de 5 o 6 empresarios del transporte. Los trabajadores, las amas de casa, los estudiantes van a depositar, más que antes, millones de pesos a las arcas 5 o 6 empresas. Eso es una barbaridad que no tiene forma de ser aceptada".

En este sentido analizó que un estatal que estuvo más de una semana con carpas en la Casa de Gobierno y consiguió 100 pesos para dos meses, le cede el 40 % al incremento de boleto que dispuso la municipalidad. El trabajador municipal, que habían cobrado a fin de año 100 pesos, algunos 30 pesos, tiene que entregárselos en su totalidad a los empresarios de transporte simplemente para ir a trabajar. "Eso es inaceptable, es tremendo que la municipalidad disponga eso" expresó.

Finalmente le restó importancia a la alternativa propuesta por algunos vecinalistas, que mocionaron para que el tradicional horario comercial cortado de un giro hacia una jornada corrida. "Estamos hablando de la tarifa, no hay que pensar en otras soluciones. De la misma manera podríamos decir que los trabajos se vayan más cerca de los domicilios. Lo que tenemos que pensar es de qué manera se consigue que la tarifa del transporte público sea acorde a lo que son los ingresos de quien tiene que pagarla. Es un servicio público al que tiene derecho toda la población. Eso le permite trabajar, trasladarse para atender su salud y acceder a la educación. Entonces es un derecho esencial que tiene que ser garantizado, y de esta forma no garantizamos nada. Acá ni siquiera estamos discutiendo la calidad del servicio, estamos discutiendo la tarifa" concluyó.

Comentá la nota