El Directorio del IPAUSS rechazó la contrapropuesta del Gobierno

Vetó la oferta de pago de 2,5 millones de pesos mensuales, condicionada a la probación del Presupuesto 2010. De esta manera, la Justicia seguirá adelante con las actuaciones tendientes a que el mega instituto perciba una deuda superior a 150 millones de pesos. El presidente del organismo, Vicente Sinchicay, afirmó que habrá un recorte de gastos en función de los ingresos para poder pagar sueldos y jubilaciones, entre otras obligaciones. El director Julio Peralta solicitó la interpelación de la gobernadora y seguirá adelante con el pedido de juicio político.
USHUAIA.- Ayer por la mañana sesionó el Directorio del IPAUSS, espacio donde la totalidad de los integrantes del órgano de previsión social rechazaron de plano la contrapropuesta hecha por el Gobierno para cancelar la deuda de 152 millones de pesos en concepto de aportes y contribuciones del periodo agosto 2007-diciembre 2008, El Ejecutivo, por medio de una nota remitida a la Justicia por el ministro de Economía, Roberto Crocianell, había propuesto girar 2,5 millones de pesos mensuales, pero esto sólo sucedería una vez aprobado el Presupuesto 2010 por la Legislatura. Y no decía si iba a cumplimentar en tiempo y forma las obligaciones mensuales, teniendo en cuenta que en lo que va del año la deuda acumulada superaría los 67 millones de pesos.

Este posicionamiento produjo inmediatas repercusiones en contra de este planteo, que algunos de los integrantes del Directorio calificaron de "irrisorio". En ese sentido, ayer decidieron girar las actuaciones nuevamente a la Justicia para que la magistrada que entiende en la causa, Viviana Rapossi, arbitre las medidas pertinentes para que el mega instituto pueda hacerse de los fondos.

En rigor, según indicó el presidente del mega instituto, Vicente Sinchicay, resolvieron pedirle a Rapossi que reactive los plazos judiciales.

"El Directorio resolvió administrar lo que hay con lo que se supone ha venido ingresando", expresó a TIEMPO Fueguino, dejando entrever su posicionamiento.

Aclaró que esto significa realizar todos los ajustes de gestión que impliquen la administración de los montos que se poseen. Especificó que si no se modifica la utilización de los ingresos no se podrá hacer frente al pago de proveedores, salarios y jubilaciones, entre otras responsabilidades.

En tanto, fue optimista al declarar que si se adoptan las medidas necesarias se podrá hacer frente a las múltiples obligaciones. "En los tiempos que tenemos, estimo que podemos garantizar los servicios", auspició.

En lo personal, reconoció que observa la situación con "mucha angustia", pero no obstante reconoce que el Gobierno "lleva adelante todas las acciones pertinentes". Asimismo, indicó que en el seno del Directorio se plantea la idea que este Gobierno "es el que más paga", pero advirtió que "en este caso seremos el Directorio que le tocó gastar más".

Finalmente, consultado sobre sus consideraciones en relación a las posturas que manifiestan los trabajadores del instituto, quienes reclaman el cambio de las autoridades, Sinchicay adujo que como "posicionamiento" posee fundamentos porque "es un derecho que tienen los trabajadores".

Pero por otro lado, marcó como llamativo que ATE se vea involucrado en "una actitud de alteración del orden" y además de "desconocimiento de la voluntad de los afiliados".

"ATE ha puesto el cuerpo para la democratización del instituto, entonces es llamativo que el sindicato esté siendo funcional a una actitud destituyente de los que eligieron los propios afiliados", concluyó.

Comentá la nota