Directores pretenden suspender el otorgamiento de nuevas jubilaciones.

Suspender nuevos beneficios jubilatorios, por un determinado plazo que podría ser de 180 días, sería una medida de urgencia que adoptaría el directorio del IPAUSS, mediante una resolución, para no tener que remitir a la Legislatura una ley que declare la emergencia. La medida violentaría la Constitución y generaría nuevos juicios contra el Estado.
Sin mediar una ley que declare la emergencia previsional y mediante una simple resolución, Vicente Sinchicay y algunos aliados del directorio pretenden suspender por un plazo de 180 días el otorgamiento de nuevos beneficios jubilatorios, sobre todo la referida a los «25 inviernos».

La medida se adoptaría ante la grave situación financiera que tiene el IPAUSS, como consecuencia que el gobierno y muchos organismos no realizan los aportes en tiempo y forma, en tanto que el directorio no logra que las intimaciones tengan el efecto deseado.

La polémica medida que adoptaría Sinchicay podría generar una cascada de juicios contra el Estado, similar a lo ocurrido cuando Héctor «Titi» Pena impuso el tope en los haberes jubilatorios, que le demandó al IPAUSS más de 2,5 millones de pesos.

El actual Presidente del instituto pretende dictar la suspensión sin que exista una ley de emergencia previsional, porque ese tipo de normativa debe ser aprobada en la Legislatura por una mayoría agravada.

La evasión que hace el gobierno al sistema previsional está provocando un «cuello de botella» imposible de subsanar en lo inmediato, sobre todo si se tiene en cuenta que durante un año el directorio no se encargó de cobrar las deudas generadas.

Otras medidas complementarias

En el marco de la crisis que se encuentra el IPAUSS, se analizan otras medidas complementarias:

-Obligar al cumplimiento estricto de la ley, para que en el goteo diario a las municipalidades se proceda al descuento automático de los aportes que deben hacer al organismo.

-Remitir sendos proyectos de ley a la Legislatura, para que se proceda a derogar la denominada ley «25 inviernos» y la jubilación que se otorga a los veteranos de guerra de Malvinas.

-Emitir una resolución para que se adopten medidas que podrían generar ajustes en algunos gastos que tiene el organismo, de manera de concretar una suerte de «saneamiento» del sistema asistencial y del previsional.

Comentá la nota