La Directora de la EPB Nº 21 y la Inspectora Jefe Distrital aclararon la situación de la Escuela del barrio San Felipe

En una reunión mantenida en la tarde de ayer, la Inspectora Jefe Distrital Perazzo y la Directora Reale afirmaron que la escuela no tiene problemas de higiene, y manifestaron su preocupación por los constantes actos vandálicos que sufre el establecimiento.
Ante los reclamos de un grupo de padres y vecinos por la falta de agua en la Escuela del barrio San Felipe, y que demando la suspensión de clases, entre otras solicitudes, la Inspectora Jefe Distrital, Prof. Mónica Perazzo y la Directora de la EPB Nº 21, Liliana Reale, explicaron en el día de ayer la situación actual de dicho establecimiento.

Al respecto, la Prof. Mónica Perazzo afirmó que la escuela reinicio normalmente sus clases luego de haberse restablecido el suministro de agua, "Ni bien recibimos el reclamo de la escuela, actuamos para resolverlo. Nuestra prioridad fue solucionarlo inmediatamente para que los chicos puedan volver a clases".

En este sentido, la Directora Liliana Reale agregó que se resolvió suspender las actividades debido a la gran cantidad de chicos que asisten. "No se puede desarrollar normalmente las clases sin agua. Una vez que volvió este vital elemento, tuvimos que esperar que los tres tanques de agua se llenen y eso demando tiempo porque son de gran tamaño. En este caso, tengo que destacar la rápida respuesta del Consejo Escolar, Jefatura Distrital y municipio porque acudieron y se ocuparon inmediatamente del problema".

Por otra parte, y ante las versiones que aseguraban el mal funcionamiento de los baños, la Directora de la escuela aclaró que los sanitarios funcionan correctamente y que la escuela no tiene problemas de higiene. "Quiero llevar tranquilidad a los padres y alumnos, porque la escuela esta en buenas condiciones para desarrollar sus actividades. Y si la escuela tiene algún inconveniente producto del trabajo diario y del uso de los espacios, trabajamos mancomunadamente para resolverlos".

Asimismo, la Inspectora Jefe Distrital aclaró que si bien el establecimiento educativo no tiene formalmente el final de obra, está apto para el dictado clases. "Desde que asumí como Jefa Distrital al igual que la Inspectora Espinoza, reclamamos el final de obra firmemente. No obstante, no quiero que la población se alarme porque la escuela esta habitable y en condiciones para albergar y contener a los chicos".

Luego, ambas autoridades coincidieron en recalcar y denunciar los continuos actos vandálicos que sufre la escuela. "Día a día vemos como el edifico escolar es protagonista de hechos delictivos que tienen como único fin, la destrucción. Rompen los vidrios. Cascotean las paredes. Tiran botellas. Es una escuela muy agredida. Por eso, pido encarecidamente a los vecinos del barrio que cuiden la escuela, porque es su escuela y ante cualquier hecho vandálico realicen la denuncia. Trabajamos para brindar la mejor educación a los chicos".

"Y en este sentido, agregó la Directora Reale, "tengo que destacar el excelente trabajo y el fuerte compromiso de toda la comunidad educativa de la escuela. Nos guía una fuerte convicción de trabajo, el cual es acompañado por el municipio, Jefatura y Consejo Escolar", concluyó.

Comentá la nota