El director de Minería es un contratado del Estado y cobra una jubilación

Para recibir el sueldo y el haber, Pablo Navarra ahora figura como "a cargo de la dirección" y no "director".
El director de minería,Pablo Navarra, se jubiló y renunció al cargo pero sigue siendo funcionario del Gobierno provincial y también cobra ambos haberes. Para poder ejercer Navarra figura como contratado del Estado, por lo que cada mes debe presentar su factura para cobrar.

Lo curioso es que es uno de los contratados con mayor responsabilidad de Mendoza, pues está a cargo de una Dirección y hasta debe avalar otros contratos. Para el involucrado todo lo actuado es legal, incluso el hecho de cobrar los dos sueldos.

Navarra hizo casi toda su carrera en la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA). En los últimos años estuvo a cargo del intento de reapertura de la mina de uranio Sierra Pintada en San Rafael.

El año pasado fue convocado para hacerse cargo de la Dirección de Minería, luego de que Celso Jaque mantuviera en el cargo, desde que asumió, a un director heredado del gobierno de Julio Cobos. Para asumir, en octubre del año pasado, pidió licencia sin goce de sueldo en la CNEA y al mismo tiempo comenzó los trámites jubilatorios. Pero en marzo de este año Navarra presentó su dimisión, aunque fue una renuncia de utilería, pues nunca dejó de ocupar el cargo.

La renuncia de Navarra fue aceptada el 31 de marzo de 2009 por CelsoJaque, a través del decreto 497. Pero ya tenía cubierto su futuro, pues el contrato de locación se tramitó un día antes, es decir el 30 marzo. Para entonces Navarra ya tenía asegurada también su jubilación.El 30 de enero de este año la Anses le informaba que "su trámite ha sido resuelto en forma favorable".

"Nunca pensé que el trámite de la jubilación saldría tan rápido. Como estoy a cargo de algunos proyectos importantes me pidieron que siguiera al frente de la Dirección, para que no quedara todo a la mitad", explicó Pablo Navarra.

La ley no permite que alguien cobre un sueldo como funcionario y una jubilación. Por eso la forma para saltear la incompatibilidad legal y que así Navarra pudiera cobrar los dos haberes fue un contrato de locación. Por eso dejó de firmar como director de minería y lo hace como "director a cargo", tal como dice su sello personal.

Navarra admitió que cobra dos sueldos, pero dice que es legal. Como contratado su salario del Estado de Mendoza bajó a casi la mitad. Antes cobraba $ 5.045 en la mano. Ahora factura por unos $ 3.000 al mes. Pero recibe una jubilación que supera los cuatro mil pesos, pues es retirado de una institución que tiene un régimen especial.

La ley fue modificada en la gestión de Jaque y se flexibilizó la reglamentación para que los jubilados pudieran ser contratados.

"Ninguna persona que goza de beneficios jubilatorios podrá desempeñar actividades o cargos rentados...Sin embargo podrán ser contratados bajo la modalidad de locación de servicios y obras, aquellas personas que resultaren necesarios para el correcto funcionamiento del área en que presten servicios", dice la ley.

Pero la misma norma hace una excepción para quienes tienen cargos de mayor jerarquía. "Para el caso de autoridades y cargos de mayor jerarquía, deberán optar por percibir el beneficio jubilatorio o la remuneración correspondiente al cargo en el que se desempeña, no pudiendo acumular la percepción de ambos", dice la ley.

La interpretación dada en el Gobierno a esa norma es que Navarra es "contratado a cargo de la dirección y no director", por lo que para ellos es legal que tenga ambos sueldos. "Eso pasó por asesoría legal del Ministerio y no hubo problemas. Todo es legal", aseguró Navarra.

Comentá la nota