El Director del Hospital Pablo Soria se refirió a la problemática del nosocomio ante las medidas de fuerza.

El Director del Hospital Pablo Soria, Antonio Rizo Patrón, expresó que el impacto de las medidas de fuerza en la atención del mismo "marca realmente una deficiencia asistencial que se produce por esta situación, particularmente, los consultorios y cosas programadas que se suspenden, hay pacientes que se quedan internados, ocupando camas, están esperando turnos, y también se dificulta lo que es la referencia de las consultas que son solicitadas por los hospitales del interior, que, lamentablemente habrá que sacarlas adelante, pero esa reprogramación obliga hacer una replanificación de los turnos otorgados, porque ya están otorgados con anticipación, el turno otorgado pasará para más adelante porque, cuando pase el paro, los turnos otorgados se van cumpliendo, y eso molesta muchísimo a la gente, y también hay casos que se pueden agravar".
El Director del hospital indicó además que "no me es grato vivir situaciones como las que se viven, porque uno esta acá para dar un servicio, no desconozco ni estoy en contra de que los médicos y las personas quieran mejorar su situación laboral y económica, pero buscando otras alternativas que no impacten en la comunidad, que se merece nuestro servicio".

Rizo Patrón comentó además que, a pesar de los paros, "hay gente de servicio que viene, no firman pero vienen, porque hay pacientes que están internados y tienen que ser atendidos; esas cosas esenciales, mínimas, se están realizando".

Además, Rizo Patrón indicó que la gente "cuando no encuentra la consulta, deja de concurrir, y eso es que lamentable, porque se pierde la posibilidad de atención, porque no se atiende en otro lado, y el día que se levanta el paro hay colas interminables buscando atención".

Comentá la nota