La Dirección de la Tercera Edad entregó pensiones nacionales.

La Dirección de la Tercera Edad entregó pensiones nacionales.
En una ceremonia realizada ayer en horas de la mañana, el director del área, Lisandro Bormioli mantuvo un encuentro con los destinatarios y formalizó las primeras asignaciones de 2009. Se gestionan formas para hacer más rápidos los trámites.

Ayer por la mañana en las oficinas de la Dirección de la Tercera Edad se formalizó la entrega de nuevas pensiones nacionales, asignaciones tramitadas por el área que conduce Lisandro Bormioli y que tienen como destinatarias a mujeres madres de siete o más hijos y a personas con discapacidad.

En contacto con LA OPINION minutos antes de la ceremonia, Lisandro Bormioli planteó que “en esta oportunidad entregaremos seis pensiones nacionales que se suman a cinco provinciales que ya tenemos para retirar las credenciales y que seguramente entregaremos la semana que viene”.

En la misma línea anticipó que “hay nueve pensiones nacionales que nos ha confirmado que están a punto de salir” y estimó que “todo indica que durante este mes vamos a poder formalizar la entrega de alrededor de veinte beneficios, una cifra que nos satisface y que nos demuestra la respuesta que hallamos en la gestión de cada uno de los trámites que se inician”.

Brindando precisiones sobre los requisitos que debieron cumplir los destinatarios de las pensiones otorgadas, el funcionario explicó que “se trata de madres de siete hijos o más y personas con discapacidad” y puntualizó que “son beneficios que corresponden a trámites que han tenido su tiempo de espera, pero que están dentro de los plazos normales de otorgamiento de este tipo de pensiones”.

Al respecto indicó que “no estamos hablando de pedidos iniciados hace años, en su momento hemos entregado muchas pensiones que llevaban años de retraso en su otorgamiento”.

“Estos son beneficios que cumplen con el tiempo que nosotros decimos que tarda el trámite de una pensión, que no es un tiempo de dos meses, pero tampoco es un plazo eterno, es el normal para este tipo de asignaciones”, aclaró el funcionario recordando que “cada solicitud motiva el inicio de un expediente que merece ser trabajado de manera adecuada para que las pensiones no sean entregadas a cualquier persona que no cumpla con los requisitos que impone el sistema diseñado por el Gobierno y que ha logrado transformar a la pensión en un derecho universal”.

La continuidad

Visiblemente satisfecho con la posibilidad de iniciar el año 2009 con la entrega de pensiones que permiten a los beneficiarios asegurarse un haber mensual y la cobertura social en muchos casos, el funcionario de la Dirección de la Tercera Edad evaluó que “es importante anunciar y concretar este tipo de acciones porque significan la continuidad de una gestión”.

“En 2008 terminamos el año entregando pensiones y ahora en febrero que es el tiempo en que de alguna manera empieza el año de gestión, quisimos iniciar nuestra tarea entregando más beneficios”, planteó definiendo la tramitación de las pensiones como “una política pública muy importante”.

“Que salgan y que lleguen a quienes necesitan de este ingreso es muy significativo para nosotros y nos alienta a ir por más”, aseveró el funcionando ratificando que “la meta este año es superar el número de 150 pensiones que pudimos entregar”.

“Queremos que salgan todas las que tenemos en trámite y fortalecer el trabajo para gestionar más pensiones”, abundó.  

“Sabemos que el beneficio no alcanza a cubrir todas las necesidades de quienes lo solicitan, pero sí sabemos que ayuda mucho contar con un ingreso de dinero mensual y con los alcances de la cobertura de la obra social”, añadió reiterando que “ese fue el objetivo de esta convocatoria, decir que después del receso seguimos trabajando con el tema de las pensiones que será un eje de nuestra gestión”.

Padrones depurados

 Evaluando positivamente la acción desplegada para la normalización de las entregas, el funcionario destacó que “cuando se creó la dirección de la Tercera Edad nos fijamos como objetivo depurar los padrones y resolver la situación de aquellos trámites que tenían en algunos casos años de atraso y nos satisface estar cumpliendo esa meta”.

“No tenemos pensiones provinciales atrasadas y llevamos entregadas más de 400 pensiones nacionales desde el inicio de nuestra gestión hace tres años”.

“Hay mucha gente que está cobrando y que tiene acceso a la cobertura social que siempre resulta muy necesaria”, agregó recordando que “se siguen atendiendo las inquietudes de las personas que se acercan a la Dirección para solicitar su ingreso al sistema de previsión social”.

Comentá la nota