Diputados: con las sesiones también volvieron las tensiones

Diputados: con las sesiones también volvieron las tensiones
Se insistió con el proyecto original, sin las modificaciones del Senado a la figura creada por la Constitución del Defensor del Pueblo. Así se transformó en ley. Fuerte pronunciamiento a favor del desdoblamiento del Ministerio Público, sin la injerencia del STJ por considerarse una invasión de otro poder.
El regreso a la actividad de la Cámara de Diputados tras una inactividad de casi nueve semanas estuvo marcado por una importante actividad parlamentaria, aunque la sesión tuvo un final abrupto al caer el quórum en dos oportunidades por el retiro progresivo de varios legisladores, acaso por la decisión de impulsar nuevamente un proyecto que molesta a ciertos legisladores (ver aparte).

La sesión de marras se dio tras tres meses de parate, primero por falta de consenso sobre los temas para sesionar, luego por el uso de la Legislatura para el escrutinio de los comicios del 28 de junio, y posteriormente por las medidas preventivas por la gripe A H1N1.

Este miércoles, finalmente, el cuerpo volvió a sesionar con el tratamiento de importantes cuestiones y algunos temas que generaron arduo debate, pero la reunión terminó abruptamente tras constatarse la caída del quórum por el retiro de varios legisladores, aparentemente sin razón política alguna.

Es que la sesión se tornó larga y debían tratarse muchos expedientes de poca trascendencia, y varios legisladores decidieron retirarse al terminar de votarse los expedientes de mayor peso, provocando la caída del quórum en dos oportunidades en la parte final de la reunión parlamentaria.

Durante el primer tramo de la sesión se había transformado en ley la creación del cargo de Defensor del Pueblo, proyecto aprobado por Diputados pero al cual los senadores modificaron, pero al rechazarse las modificaciones que hizo el Senado, se transformó en ley el proyecto original.

El proyecto original de ley de Defensor del Pueblo ingresado en la Cámara baja establecía que el aspirante a Defensor del Pueblo debe realizar un concurso o examen de idoneidad, mientras que los senadores consideraron omitir esa exigencia.

El proyecto aprobado con revisión por el Senado fue rechazado por los diputados, que resolvieron insistir en el proyecto original, con lo cual quedó aprobado y fue girado el expediente al Poder Ejecutivo para su homologación.

El texto final de la Ley quedó redactado de tal forma que para acceder al cargo se deberá aprobar un concurso de idoneidad.

La aprobación del proyecto se logró por unanimidad tal como se había logrado en la oportunidad de media sanción al proyecto original.

Los diputados explicaron que no eran adecuadas las correcciones realizadas por Senadores, en particular en lo que respecta a no exigir el concurso de idoneidad, pues el rendir un examen para acceder al cargo representa una muestra de calidad institucional que la sociedad requiere.

El Defensor del Pueblo procurará la defensa de los intereses colectivos y particulares y deberá depender técnicamente de la Legislatura, asegurando independencia en su accionar, colocándolo así al margen de los vaivenes políticos, asegurando la transparencia en su labor.

La ley de creación del cargo de Defensor del Pueblo era una de las modificaciones a reglamentar pendiente de la última reforma constitucional, lo cual fue destacado por los legisladores.

Posteriormente, se dio media sanción al proyecto de adhesión provincial a la Ley 26.432 que prorroga e incorpora modificaciones a la Ley 25.080 de Incentivos Forestales, que incorpora la creación de una comisión de seguimiento del destino de los fondos con que se asisten a los productores forestales.

Otro de los temas analizados fue la posibilidad de avanzar con el tratamiento de la Ley Orgánica del Ministerio Público que prevé un desdoblamiento a través de la creación de los cargos de Defensor Oficial y Asesor Oficial.

En la sesión, varios diputados manifestaron la voluntad de insistir con ese proyecto pese a la decisión del Superior Tribunal de Justicia de declarar inconstitucional la creación de esos cargos durante la última reforma de la constitución.

Consideraron que el STJ no puede entrometerse en la potestad de la Legislatura de crear institutos que considera necesita el Estado para su mejor funcionamiento.

Por otra parte, se generó debate también respecto a la posibilidad de tratar un proyecto del diputado Armando Aquino Britos para modificar la ley que otorga fueros a legisladores, jueces y altos funcionarios del Ejecutivo.

Las diferencias no se dieron por la existencia de legisladores a favor o en contra del proyecto, sino por las diferencias respecto a si era oportuno tratarlo en esta sesión o hacerlo más adelante, cuando se cuente con el consenso también de algunos legisladores indecisos en relación a si se requiere incorporar cambios al proyecto.

Finalmente, el expediente fue regresado a comisión, donde deberá volver a recibir despacho favorable para ser tratado.

Luego se dio lugar al tratamiento a cuestiones de poca trascendencia, lo que motivó que algunos legisladores se retiraran e imprevistamente cayera el quórum, lo que motivó a Meabe de Mathó buscar a los legisladores.

En una oportunidad logró que regresen las legisladoras Graciela Rodríguez y Marina Anderson, y la sesión se retomó por algunos minutos, pero en una segunda ocasión volvió a caer el quórum y ya no se consiguió que ningún legislador vuelva para retomar la reunión. Así, se la dio por caída y nadie dio muchas explicaciones. Un día antes la titular del cuerpo, Josefina Meabe de Mathó, había dado algún argumento al decir que había algunos de sus pares "golpeados" por las recientes alianzas.

Comentá la nota