Diputados de Santa Cruz autorizan reestructurar deuda por 460 millones

Diputados de Santa Cruz autorizan reestructurar deuda por 460 millones
La Legislatura autorizó ayer al gobierno de Santa Cruz a reestructurar una deuda de 460 millones de pesos con el Banco de la Nación. También sancionó una moratoria de deudas impositivas para empresas y ciudadanos.
Caleta Olivia (agencia)

Esta vez no hubo conflicto en las calles de Río Gallegos, como cuando no pudo ser lo del fideicomiso. Es que grupos sindicales y políticos cercanos al oficialismo se adelantaron y se colocaron en el ingreso a la Legislatura para custodiar que los diputados pudieran ingresar al recinto.

En tanto, los sectores de la oposición nucleados en la Multisectorial decidieron permanecer al margen, sin realizar protestas, para evitar enfrentamientos.

Así las cosas, la sesión se inició minutos antes del mediodía y finalizó cerca de las 17. La primera en exponer fue la justicialista Ana María Urricelqui y luego se despachó con críticas a los "números desprolijos" del presupuesto y del proyecto el radical Omar Hallar. Posteriormente, defendieron la propuesta del Ejecutivo Daniel Pandolfi, Jorge Arabel y Eugenio Quiroga.

Se logró el voto positivo de los 16 legisladores del oficialismo presentes, mientras que los tres diputados opositores votaron por la negativa.

OPERATORIA

De esta forma, el Ejecutivo está autorizado a realizar "la operatoria de reestructuración de una deuda con el Banco de la Nación por hasta la suma de 460 millones de pesos". El monto surge de un primer financiamiento que se le pidió a la entidad el año pasado de 436 millones, al que se suman los costos, según explicó el diputado Pandolfi.

Es una operación a 6 años, con 6 meses de gracia, con una tasa Badlar más 4 puntos, "para sostener los depósitos y generar un financiamiento mensual".

Para ello se pondrá en garantía los fondos provenientes de la Coparticipación Federal, "o el régimen que lo reemplace en los montos que correspondan al Tesoro provincial", según dice lo sancionado.

El gobernador Daniel Peralta explicó en los fundamentos del proyecto que cuando se debatió el Presupuesto para este año, se lo hizo "con absoluta sinceridad política", mencionando la "necesidad de financiamiento para cubrir un déficit originado por cuestiones económicas coyunturales y estructurales".

El mandatario provincial acotó que la problemática obedece a la situación "que atraviesa el sector hidrocarburífero, turístico, agropecuario, comercial, industrial y severamente afectada la pesca, que complicó la recaudación, siendo actualmente imposible reducir las erogaciones más importantes que tiene nuestra Provincia, tales como haberes y funciones esenciales básicas del Estado".

Posteriormente, la Legislatura aprobó un "Régimen Especial de Presentación Espontánea y Regularización de Deudas Impositivas" que alcanza a Ingresos Brutos, Sellos, impuestos inmobiliarios y rurales, tasas de pesca, más sus intereses, multas y actualizaciones.

En realidad es una especie de moratoria de "aquellas obligaciones no ingresadas", incluso las que "se encuentren en curso de discusión administrativa o judicial" al 31 de mayo de este año. Se incluyen reducciones de intereses, condonaciones de multas y cargos por notificación.

DIFERENCIAS

A todo esto hay que decir que desde el jueves surgieron versiones sobre diferencias en el mismo bloque del justicialismo, cuando hubo una reunión de comisión. Incluso algunos no fueron a la sesión por no estar de acuerdo con algunos de los puntos que serían tratados pero, sobre todo, por la negativa del ministro de Economía, Juan Manuel Campillo, de concurrir a la sesión para dar detalles técnicos de la reestructuración financiera.

De hecho, de los veinte legisladores del Frente para la Victoria Santacruceña-PJ, participaron 16. El deseadense Roberto Fernández no concurrió porque se encontraba en Buenos Aires participando de reuniones del Consejo Pesquero. Juan Hamer, de Las Heras, arguyó "motivos familiares".

Pero tampoco concurrió el legislador de El Calafate, Néstor Méndez, quien había expresado su discrepancia con el Ejecutivo desde que se empezó a hablar del proyecto de un fideicomiso que, al final, no prosperó. Tampoco estuvo el diputado Francisco Anglesio.

De la oposición, se presentaron los radicales Omar Hallar y Jorge Cruz, más Gabriela Mestelán de Encuentro Ciudadano. Ausente estuvo la representante de Perito Moreno, Nadia Ricci (UCR).

Debate por el Instituto de Energía

Pasadas las 19 de ayer continuaba discutiéndose en el recinto el proyecto de creación de un Instituto de Energía autárquico, cuyos objetivos serán proponer al Ejecutivo los lineamientos de la política energética, evaluar los recursos existentes en Santa Cruz y "ejercer el control y supervisión de los planes de inversión" en aquellos casos donde haya concesiones petroleras o gasíferas.

La controversia entre oficialistas y opositores estaba dada en la composición del futuro directorio que, según el proyecto, estaría conformado por un presidente y dos vocales (con conocimientos técnicos energéticos) que serán designados por el Ejecutivo y que durarán cuatro años.

Comentá la nota