En Diputados, el ricardismo quiere romper con la hegemonía celeste

Ayer lo expresó con todas las letras el intendente de Goya, Ignacio Osella. Perucho Cassani, por su llegada al gobernador electo y por el poderío celeste en la Cámara baja, es uno de los que más chances exhibe para suceder a su correligionaria, Josefina Meabe de Mathó. Pero ocho años de la "Dama de hierro" parecen haber conspirado contra esas posibilidades. Tras los cruces de Arbo y Josefina, la relación liberal es tensa.

Ignacio Osella no anduvo con vueltas. Como radical que forma parte de una alianza, ECO, podría haber sido más diplomático, pero prefirió ser directo y cometer sincericidio sobre sus expectativas con respecto a la disputada y codiciada Presidencia de la Cámara de Diputados: "Creo que debe ser un radical que haya trabajado con Ricardo quien lleve ese cargo".

Cuando se lo consultó sobre las chances de quien hoy aparece bien posicionado, el liberal Pedro Perucho Cassani, el goyano reelecto insistió con que debe ser un radical el que suceda a Josefina Meabe de Mathó. Ocho años de hegemonía celeste parecen suficientes para el ricardismo, aunque la configuración legislativa a partir del 10 diciembre indica que Ricardo Colombi se verá obligado a generar un clima de consenso muy cuidado, lo cual no caracterizó su primer mandato.

Eso, además del poderío liberal en la Cámara baja, donde junto con el peronismo -y su eventual aliado Rufino Fernández, que llegó de la mano de ECO- cuenta con seis legisladores cada uno.

Así pues, en la UCR hacen cuenta y no quisieran perder ese imnportante espacio de poder, sobre todo tomando en cuenta que ya el Senado quedará en manos de un extrapartidario, como es el doctor Pedro Braillard Poccard.

Con este panorama, tener que resignar el sillón de Josefina suena como arriesgado para una gestión que no tendrá el horizonte despejado si se toman en cuenta los vaticinios de tormentas política y económica a nivel nacional y de la que Corrientes difícilmente pueda estar ajena dada las circunstancias financieras que se experimentan y que no parecen coincidir con la fortaleza que declamó el Frente de Todos en estos últimos meses de 2009.

Pero lo que aparece como poderío también puede terminar en debilidad. Porque la sucesión de Josefina se ha complicado pese a algunas señales alentadoras para los celestes. Los roces de los últimos días entre la "Dama de hierro" y el diputado nacional José Ameghino Arbo añadieron tensión a las conversaciones que se venían desarrollando entre todos los sectores -habida cuenta de la preminencia liberal en Diputados- y que incluso habían animado al libreño Alejandro Sitjá y Balbastro a postularse como sucesor de Josefina, electa senadora nacional. No por nada Arbo puso el dedo en la llega y repitió algo que este diario ya había advertido: la cantidad de legisladores celestes es inédita para el caudal electoral que demostraron los de Torrent en los últimos tres comicios.

Comentá la nota