Diputados revisaron los beneficios fiscales para empresas

La Cámara baja sancionaría hoy la leyes de Avalúo e Impositiva. La oposición demanda más precisiones para los incentivos a la producción y el empleo.
La Cámara de Diputados tratará hoy dos leyes fundamentales para las arcas provinciales. Por un lado, va a cerrar la ley de Avalúo Fiscal que sufrió una pequeña modificación formal en el Senado y, por el otro, intentará darle sanción a la ley Impositiva que establece las alícuotas, importes fijos, impuestos mínimos y valores correspondientes a los impuestos, tasas y contribuciones contenidos en el Código Fiscal a partir de 2009.

Después de varias reuniones y análisis pormenorizados, la Comisión de Hacienda introdujo algunas modificaciones en el texto que se relacionan, principalmente, con el negativo panorama económico que se vislumbra para el año que viene.

Por este motivo, los diputados hicieron especial hincapié en la redacción de los artículos que el Ejecutivo había planteado con el objetivo de premiar con rebajas y contemplaciones en los impuestos a las empresas que mantengan o aumenten sus niveles de ocupación.

“La idea fue ampliar el régimen de promoción y especificar claramente los sentidos y alcances de los incentivos”, puntualizó Juan Antonio Gantus (PJ), presidente de la Comisión de Hacienda.

Al respecto, Liliana Vietti (UCR) comentó que el objetivo era precisar concretamente ciertos puntos para que la ley no sirviera, justamente, para alimentar picardías empresariales. “En general, todos estamos de acuerdo con el espíritu de los artículos pero no queremos que sean tan genéricos para evitar suspicacias”, puntualizó la diputada.

Incluso hay fuerzas, como el Partido Demócrata, que van a proponer llevar estos puntos a una ley específica y diferente. “Creemos que los incentivos fiscales forman parte de algo distinto ya que la impositiva sólo se encarga de establecer el régimen de impuestos en la provincia”, dijo Alberto Sánchez presidente de ese bloque.

Por su parte, Alexandre Maza (Confe) expresó que la resistencia de algunos legisladores pasa por los beneficios a nuevos emprendimientos que, en muchos casos, es mayor para que para los que vienen trabajando desde hace tiempo contra viento y marea. “El riesgo está en desgravar actividades que pueden ser altamente rentables”.

Aumento para los casinos

El impuesto mínimo que pagan los casinos así como lo que deben tributar las empresas mineras para realizar diferentes trámites eran los puntos más cuestionados por los legisladores que no estaban de acuerdo con la inexistencia de aumentos en estos rubros.

De este modo, para la actividad de recepción de apuestas en casinos, salas de juegos y/o similares el impuesto anual se fijó más alto del existente aunque hay quienes también pretenden un incremento en Ingresos Brutos para este rubro.

A modo de equilibrio que, sin embargo, no convence a todos, las modificaciones siguen sin prever subas en los impuestos a las mineras, que seguirán pagando el mismo monto que este año. Gantus explicó que esto se da porque desde Minería se pretende evaluar los servicios que prestan para después justificar algún aumento.

En tanto, el excesivo incremento en las Guías de Tránsito en ganadería menor y mayor era otro de los puntos conflictivos. En este sentido, se consensuó la eliminación de las subas por lo que los ganaderos seguirán pagando lo que abonaron en 2008 por ese concepto mientras que los crianceros no deberán nada por el sólo hecho de trasladar a sus chivos entre distintos puntos de la provincia.

Comentá la nota