Diputados repudiaron recorte nacional de los fondos para obras en Misiones

Diputados repudiaron recorte nacional de los fondos para obras en Misiones

El recorte de los recursos para obras en Misiones que aparece en el presupuesto nacional que el presidente Mauricio Macri giró al Congreso, desató un fuerte cruce en la Legislatura provincial.

El dato, revelado en una reunión con empresas constructoras es que el proyecto de Presupuesto nacional para 2017 incluye una inversión de 863 millones de pesos orientados a obras en Misiones, una cifra que es 43 por ciento menor en términos nominales a lo previsto en el Presupuesto vigente. Si se consideran además los incrementos interanuales en los costos de la construcción, la reducción presupuestaria que sufrirá Misiones es aún mayor.

Esos números despertaron la alarma de las empresas constructoras que advirtieron que de seguir el ajuste, deberán cerrar en los próximos meses y dejar a miles de obreros sin empleo.

En la legislatura, el partido Agrario y Social tomó el guante y generó un fuerte choque con el PRO y la alianza radical, que se llamó a silencio.

Fue el diputado Martín Sereno quien presentó un repudio al recorte de los recursos proyectado por Macri. Advirtió que el concepto de “gobernabilidad con gobernabilidad se paga” no tiene devolución de la Nación y recordó que “se votó todo”, incluso cosas que “en perspectiva harán que nos sintamos malheridos”.

“Se premia en cambio al dictador Gerardo Morales y con 45 mil millones a Calcaterra, el testaferro del Presidente. Todo el apoyo es en vano. No vemos un gesto a la Provincia”, cuestionó en referencia a la obra adjudicada a Iecsa, de Angelo Calcaterra, el primo de Macri, para el soterramiento del tren Sarmiento en Buenos Aires.

El radical de Vanguardia, Hugo Escalada se preguntó si la gobernabilidad dada a la Nación no redunda en pérdida de gobernabilidad en Misiones.

“Me llama la atención el tema de las oportunidades, que es fundamental en la política. Es noticia el decreto 767 de Macri, que otorga 45 mil millones para el soterramiento del Sarmiento. Frente a las necesidades de todo el resto del país y de las economías regionales, no parece ser una prioridad. Es más que el presupuesto previsto para Misiones, que es de 41 mil millones. Acá hablamos de una sola obra pública, por 45 mil millones, frente a economías que dan señales de alarma por sus economías regionales”, cuestionó.

“Eso sin contar los criterios políticos, que se supone se viene a combatir. Son 45 mil millones que van a la familia de Macri, a través de Iecsa, que en estos días sacó a la empresa de la Bolsa para no presentar balances. Por decreto, a empresas familiares, parece una tomada de pelo al caminito de Fachinal”, ironizó en referencia a un pedido de informes de la alianza UCR-PRO sobre un acceso no realizado, también por la empresa Iecsa, en el municipio misionero.

“Amerita que todos los bloques estemos en la defensa de los recursos de los misioneros. Ese es el verdadero federalismo. Si esto sigue así, se va a poner bravo el tema. Incluso para os empleados públicos”, adelantó.

El presidente de la comisión de Presupuesto, Marcelo Rodriguez planteó la necesidad de que todos los bloques se unan para “levantar bien en alto las banderas de Misiones y defender ls recursos de los misioneros”.

Comparó la situación con Misiones, donde el Presupuesto fue analizado largamente y recibió modificaciones a propuesta de los diputados opositores. “Tenemos que ir a plantear al Congreso nacional las necesidades de Misiones y colaborar con los diputados nacionales para pelear recursos y coparticipación”, aseguró.

El renovador Anibal Vogel sostuvo que Misiones garantiza gobernabilidad y votará el presupuesto nacional, pero no a libro cerrado, como adelantó el gobernador Hugo Passalacqua. “En las democracias modernas la gobernabilidad es más que necesaria, pero en estas circunstancias, podemos ponernos de acuerdo antes de que se apruebe el presupuesto”, señaló.

La iniciativa fue rechazada por Alfredo Schiavoni, Germán Bordón, Gustavo González, Walter Molina, Horacio Ratier y Mario Pegoraro, todos integrantes de la alianza PRO-UCR.

“El Presupuesto no ha sido aún aprobado, así que estamos hablando sobre cuestiones supuestas, pero no reales. Es bueno aclarar que la obra pública asignada no es solamente la que figura en el Presupuesto de las provincias. No escapa al raciocinio de los colegas, que hay otras obras que no están reflejadas en el presupuesto, como los seis jardines que fueron licitados o las cuatro obras, una en Iguazú, dos en Posadas, otra en San Ignacio, que son 300 millones de pesos que no figuran en el presupuesto”, defendió Schiavoni.

“Hacer esta afirmación tan categórica y contundente sobre restricción de fondos, es un poco de desinformación. Me resulta extraño, siendo el actual Gobierno nacional el que ha firmado un pacto con las provincias para devolver fondos coparticipables. Resulta raro escuchar falta de federalismo por parte del Gobierno nacional. Por primera vez no hay intención de un Gobierno nacional de disciplinar a las provincias con la chequera”, agregó el diputado del PRO.

Coment� la nota