Diputados rechaza el desvío de 68 millones que eran para obra pública

Jaque quiere utilizarlos para equipar a la policía y dejó atadas esas obras a plata de la Nación.
Las transferencias de partidas amparadas en fondos que aún no llegan ya se ganaron el rechazo anticipado de la Cámara de Diputados, que hoy comenzará con el tratamiento de la pauta de gastos para el 2009 si logra la sanción definitiva de la ley impositiva. La intención de Jaque es desviar 68 millones, de los 117 que componen el Fondo de Infraestructura Provincial, a la compra de móviles e indumentaria para la policía.

“El presupuesto que vamos a enviar no es el ideal”, fue la frase con la que el titular de Hacienda, Adrián Cerroni, arrancó la presentación de la pauta para el 2009 días atrás. Y esto de alguna manera anticipaba que la proyección podía sufrir modificaciones antes y durante el tratamiento legislativo. Es que a partir del lanzamiento del megaplan de obra pública nacional, Celso Jaque dispuso sacarle el financiamiento a algunas obras que estaban contempladas en el Fondo de Infraestructura Provincial (FIP) y destinar esos recursos al Ministerio de Seguridad para equipar a los policías.

El Ejecutivo dice que sólo se trata de una transferencia, porque los fondos para esas obras están garantizados. Para el ministro de Hacienda, Adrián Cerroni, existen dos opciones para equipar a la policía: o se hace ahora o durante el año. El temor es que si se practica durante el transcurso del 2009, la oposición podría acusar al Ejecutivo de estar utilizando los polémicos superpoderes para mover partidas y por eso en Hacienda están empecinados en reasignarlos ahora.

Cerroni no precisó qué obras se dejaron de lado y los legisladores tampoco. Para conocer en detalle de qué se está hablando le pidieron al titular de la Comisión de Hacienda en la Cámara de Diputados, Juan Gantus, que eleve un detalle de las obras que quedarían sin financiamiento y libradas a los desvíos nacionales de fondos.

¿cuál es el temor? Jaque quiere financiar estas obras con fondos que llegarán desde la Nación, a través de la promesa del megaplan de obras públicas, que promete una masa de 111 mil millones de pesos para repartir entre las 24 provincias en los próximos tres años.

La idea del gobernador es simple: si antes no estaban contemplados y ahora llegarán durante el año, se les puede asignar un destino concreto. Pero la oposición piensa trabarle el camino porque no quiere obras atadas a plata que no ha llegado. El principal problema es que la caja grande se manejará en Capital Federal y, teniendo en cuenta la proximidad de las elecciones, la distribución de los fondos para obra pública marcará la necesidad de apoyo político y, sobre todo, del respaldo ganado durante este año por cada uno de los gobernadores respecto de la Casa Rosada. Así, de los 111 mil millones de pesos con los que el kirchnerismo intentará que no caiga la actividad económica, pero también recolectar votos, y que se distribuirán contra proyectos que presenten los propios intendentes, no se sabe cuánto llegará a Mendoza (ver aparte).

El cobista Alexander Maza marcó que si rechazaron el listado de obras que el Ejecutivo pretendía imponer contra mayor recaudación, ahora no dejarán pasar otro lista con fondos que aún no están.

Este listado que cayó porque estaba atado a la mayor recaudación formaba parte del Fondo de Infraestructura Municipal y contemplaba nada menos que 436 millones de pesos. Lo que se discutió es que si los incrementos salariales no se ponen atados a mayor recaudación por qué se ponen obras de gran envergadura y alcance social. Y en esto, el Ejecutivo aceptó la corrección y las sacó de la pauta.

a las tablas. El tratamiento de la pauta comienza hoy sólo si Senadores aprueba las leyes de Impositiva y Avalúo. Todo indica que hay quorum para lograrlo y si eso pasa, cerca de las 17 empieza el tratamiento en Diputados. De esta manera, la pauta de gastos comenzará a ser desglosada y ya hay dos temas que prometen polémica, uno es este desvío de fondos y el otro es la intención de la oposición de modificar un artículo de la pauta para lograr la reforma de la coparticipación municipal. Una idea que ya tiene el rechazo anticipado del Ejecutivo provincial.

Comentá la nota