Diputados piden estudios técnicos sobre las obras paralizadas en la ruta 73

La declaración se aprobó con el voto de todos los bloques. Se solicita que con la mayor urgencia se establezca la existencia e importancia de restos del Camino del Inca que pudieran existir en la traza y en su caso efectuar las modificaciones necesarias para preservar esos vestigios y concluir la construcción de la ruta.
La Legislatura tomó posición en la complicada discusión en torno a las obras de la ruta 73, que algún día conectarán las Yungas con Humahuaca, y que se paralizaron para preservar restos del Camino del Inca, que supuestamente se verían afectados por el emprendimiento.

La declaración –que fue propiciada por el bloque radical- pretende arrojar luz sobre el conflicto de intereses que se plantea entre los pobladores que quieren el camino, la necesidad de comunicar la zona que tiene problemas de desarrollo en buena parte debido a su aislamiento geográfico y la conservación del patrimonio histórico que –se supone- existe en el lugar.

El diputado Pablo Baca (UCR) advirtió la falsedad de la disyuntiva camino o patrimonio e instó a encontrar lo antes posible una salida que contemple ambos intereses.

"Esta es una cuestión urgente, no puede postergarse más esta situación", resaltó el legislador para subrayar que las poblaciones de la zona no pueden acceder a servicios de salud y educación por carecer de un camino.

Baca indicó que en la traza de la ruta 73 "existe una zona donde se entiende que hay restos del Camino del Inca" y explicó que hay una iniciativa de varios países para declarar esta vía "patrimonio de la Humanidad".

También informó que autoridades municipales de la localidad de Santa Anta han dado cuenta que la obra vial no dañaría sitios históricos, pero se pronunció por un informe técnico que aclare el panorama y permita concluir la ruta al tiempo de preservar el patrimonio, si lo hubiere.

Comentá la nota