Diputados: la oposición apunta al control de las comisiones

La oposición decidió capitalizar su predominio en la Cámara de Diputados a partir del 10 de diciembre en la pelea por el control de las comisiones. Fue el acuerdo al que llegaron todos los bloques enfrentados al Gobierno, después de descartar la idea de buscar el desplazamiento del oficialismo de la presidencia de la cámara.
El jueves dieron el primer paso para unificar la estrategia, en un encuentro de representantes de las distintas fuerzas que establecieron un índice de reparto proporcional a los diputados que tiene cada bancada, que dejará al kirchnerismo por primera por primera vez en minoría en las comisiones, donde los proyectos pueden ser trabados o impulsado para su tratamiento.

De las 45 comisiones, exigirán la titularidad de 25 y pondrán el foco en presidir las vinculadas a tareas de control de gestión. Intentarán ganar la pulseada en la sesión preparatoria del 3 de diciembre y amenazan ir a la votación si el oficialismo insiste en mantener el dominio de las que considera estratégicas para la "gobernabilidad", como Presupuesto, Asuntos Constitucionales y Relaciones Exteriores, tal como reveló Agustín Rossim, jefe del bloque K.

La oposición dice contar con 136 diputados seguros tras la postura común (la mayoría es 129) y podrían sumar más. Se reserva el 60 % de cada comisión y cederían el 30% al Frente para la Victoria, más otro 10 a sus aliados más cercanos. Para que el reparto sea proporcional, propondrá implementar el sistema D'Hont, utilizado para las elecciones legislativas.

En las primeras estimaciones, 18 quedarían para el Frente para la Victoria, dos para los aliados, ocho para el radicalismo, siete para el peronismo disidente, cuatro para la Coalición Cívica, tres para el PRO, una para el socialismo, otra para Proyecto Sur-SI y otra para el GEN de Margarita Stolbizer. Cederán algunas a bloques menores.

En rigor, acordaron concentrarse en la disputa contra el oficialismo y dejar la discusión entre ellos, sobre el número final y qué comisiones les corresponde a cada uno, para más adelante. Pero ya suenan candidatos de cada espacio. El radicalismo intentará mantener las actuales (Economía, Vivienda y Libertad de Expresión), sumar alguna vinculada al control de gestión y quedarse con Agricultura para que la presida un ruralista, como Ulises Forte, Pablo Orsolini o Ricardo Buryaile. En el último caso encontrarán la resistencia del macrista Christian Gribaudo. El PRO también intentará ganar un espacio para Gabriela Michetti y Paula Bertol o Laura Alonso.

Con Elisa Carrió como líder de bloque, en la Coalición Cívica los candidatos a presidentes de comisiones son Adrián Pérez, Alfonso Prat Gay para las vinculada a economía y Marcela Rodríguez a las de justicia.

Desde el peronismo disidente, en pleno armado de un bloque común, prefirieron no adelantarse. "Cualquier cosa que digamos ahora puede generar roces o susceptibilidades", argumentan. Pero suenan los nombre de Alfredo Atanasof, Eduardo Amadeo y Felipe Solá, mentor del espacio.

Para disputar la principal vicepresidencia del cuerpo asoma el radical Ricardo Alfonsín. La UCR será segunda fuerza con 44 diputados, el PJ disidente 36, la Coalición Cívica 19, el PRO 13, Proyecto Sur 7, el socialismo 6, el GEN 5, el juecismo 3 y los monobloques del liberal correntino José Arbo, el demoprogresista santafesino Carlos Favario y el ex K Miguel Bonasso.

Comentá la nota