Diputados de De Narváez quieren declarar “desastre natural y emergencia agropecuaria” en la provincia

“Los animales están perdiendo peso o, directamente, se están muriendo”, sostienen desde “Unión celeste y blanco”. Marcan la necesidad imperiosa de una reunión extraordinaria de la Cámara Baja.

Se supo que el bloque “Unión celeste y blanco”, espacio que responde a Francisco de Narváez, y que en la ciudad de Mercedes tiene como referente al doctor David Valerga, presentó hoy en la legislatura bonaerense un proyecto solicitando al cuerpo legislativo se reuna con caracter de urgente para declarar el desastre natural y la emergencia agropecuaria en la provincia de Buenos Aires.

El diputado del peronismo disidente y presidente del bloque “Union celeste y blanco”, Ramiro Gutiérrez, declaró al respecto: “Sólo con recorrer los campos bonaerenses con vegetación escasa o amarillenta, tierra dura o resquebrajada castigada por la sequía y las plagas y vacas flacas o muertas, puede verificarse el estado de desastre natural que vive nuestra provincia”.

Indicó que esta situación no solo provoca “daños irreparables y cuantiosas pérdidas”, sino que “pone en peligro, además, el desarrollo productivo y, por ende, la economía de la provincia”.

El legislador también hizo hincapié en la necesidad imperiosa de una reunión extraordinaria de la Cámara Baja bonaerense para declarar la emergencia y pedir a la Nación se constituya, mediante sus funcionarios y recursos en la provincia, formando un comité de desastre natural con los funcionarios provinciales que brinde acciones directas destinadas a auxiliar a los damnificados según el caso.

“Los animales están perdiendo peso o, directamente, se están muriendo. Se está muriendo el sorgo, el girasol, la soja y todo lo que está plantado, por eso debemos asumir la responsabilidad que nos corresponde: defender al campo bonaerense, columna vertebral de la producción y de la economía de la provincia”, remarcó el mencionado legislador.

http://www.noticiasmercedinas.com/090120provincia.htm

Comentá la nota