Diputados del Mopar piden una solución transitoria en el conflicto por la coparticipación municipal

El grado de conflictividad que golpea a la Cámara de Diputados de la provincia, llevó a los legisladores aliancistas Juan José Bergia y Marcelo Castelán --pertenecientes a la línea interna del radicalismo (Mopar)-- salir a pedir públicamente que se encuentre una solución transitoria que entienden sólo podrá alcanzarse con desprendimiento y buena voluntad de los sectores en pugna.
No obstante eso también exponen que el tema de la participación municipal es de preocupación para el sector que representan y que eso lo demostraron a principios de año cuando presentaron el proyecto de resolución 153 (26 de febrero) donde “hablamos que se necesitaba conformar un foro de debate sobre las leyes de Fondo de Participación Municipal e índices de distribución del fondo municipal vigente en nuestra provincia”.

Bergia señaló que “esta iniciativa surgía hace once meses ante los constantes reclamos de las distintas comunas que manifestaban la insuficiencia de la participación que las leyes en vigencia le otorgan para asistir a las dificultades financieras y que les impide cumplir acabadamente con los fines que la Constitución le asigna”.

En este contexto expresó que “teníamos y tenemos el convencimiento de que la exposición de todos los actores que sufren esta problemática, a las claras resultaría enriquecedor para evaluar la conveniencia del dictado de una nueva legislación en la materia”.

Recordó que invitaron a todos los subsecretarios de municipios, intendentes, Consejo Económico y Social (Cones) y diputados, donde en el primer debate realizado en el recinto legislativo, sólo participaron el Cones, los diputados Luis Verdún, Basilio Kuzmak, Daniel San Cristóbal, Miguel Angel Senicen y los municipios de La Leonesa, Presidencia Roque Sáenz Peña, Gancedo, Resistencia, Charata, San Bernardo, general San Martín, general pinedo, El Sauzalito, Barranqueras, Fontana. En el segundo debate realizado en Sáenz Peña, solamente se agregaron los municipios de La Tigra y Juan José Castelli. “Pedíamos trabajar armónicamente para poder arribar a la solución más acertada posible, así evitar especulaciones que solo conlleven al desprestigio de todos”.

Después de este repaso y a casi un año de esta iniciativa Betgia señaló que “no pudimos resolver absolutamente nada y los problemas se acentuaron. Así es como se sancionó una ley modificando el porcentaje de participación de municipios, aumentándolo al 21 por ciento, la cual fue vetada por el Poder Ejecutivo”.

Explicó que hoy se reclama por parte de los municipios gobernados por la Alianza Frente de Todos un porcentaje menor al de la ley vetada (se pide un aumento gradual hasta llegar al 18 por ciento del total coparticipable) y que “el Poder Ejecutivo ofrece una suma fija que soluciona para atrás los anticipos otorgados, en proporción desigual, que ayuda a cancelar obligaciones salariales de fin de año, pero que no solucionan el previsible problema que se presentará a todos los municipios de cualquier signo político durante el 2009”.

Es por ello que “insistimos en requerir justamente con una solución transitoria que podrá alcanzarse con desprendimiento y buena voluntad de los sectores en pugna, un estudio a fondo durante el 2009 para modificar todas las desigualdades y desequilibrios existentes en la ley vigente. El estudio debería desembocar en una nueva ley de participación, con vigencia desde el 1 de enero de 2010, asegurando que los municipios que su actual piso de ingresos no será disminuido. Está claro que no es una cuestión sencilla, y que siempre lo más fácil será no tocar los porcentajes de distribución para no afectar los derechos de algunas comunidades beneficiadas con el actual sistema, pero las consecuencias de no resolver el fondo del problema, están a la vista y afectan la convivencia política y el funcionamiento nada menos que del Poder Legislativo”.

Comentá la nota