Diputados en medio de una pelea por $50 millones

Desde la Alianza manifestaron que «con el recorte del Ejecutivo, el Poder Legislativo no podrá funcionar». En tanto desde el PJ dijeron que «están dispuestos a escuchar y ver» pero no irse al extremo de pedir $50 millones más.
El análisis del Presupuesto General de la Provincia para 2010 enviado por el Ejecutivo en la reunión de la Comisión de Hacienda y Presupuesto ya dividió las aguas entre los bloques mayoritarios de la Legislatura. La repartición que hizo el Ejecutivo abrió la polémica. Mientras que en el proyecto se prevé un recorte presupuestario en el Poder Legislativo de casi un 20% y en el Poder Judicial de un 42%, el Ejecutivo incrementó su presupuesto en casi un 20% más, y esto fue el disparador que desató la discusión.

El presidente del bloque de legisladores aliancista, Eduardo Siri, anticipó que «de aprobarse los montos que estimó el Ejecutivo para el Poder Legislativo, sería imposible funcionar el año que viene». Por su parte, el jefe de la bancada de diputados del PJ, Ricardo Sánchez, reconoció que el proyecto de Presupuesto General 2010 prevé menos fondos para el Legislativo. Sin embargo aclaró que los $50 millones más que pide la Alianza es «ir al otro extremo».

ASI NO FUNCIONA

El presidente del bloque de la Alianza Frente de Todos, dijo que «el presupuesto es menor al que está en ejecución, algo que es imposible solamente teniendo en cuenta la inflación. Esto nos lleva a que desde nuestro bloque adoptemos la decisión de aprobar primero nuestro presupuesto ya que como órgano legislativo tenemos amplias facultades». Para Siri, de aprobarse los montos que estimó el Ejecutivo para el Poder Legislativo, sería imposible funcionar el año que viene.

«Nos recortaron $50 millones a las previsiones enviadas. El presupuesto remitido fue de algo más de $186 millones y el Ejecutivo nos otorga un presupuesto de $136 millones, es decir que nos hizo un recorte de $50 millones. Con este recorte nos asigna un presupuesto $2 millones menor al que está en ejecución, que creemos es algo que nunca sucedió», explicó el legislador aliancista, y apuntó: «No entendemos cuál es la idea del gobernador; no sabemos si su intención es que el año entrante no funcione la Cámara de Diputados».

DISPUESTOS

A DIALOGAR

Desde la bancada oficialista, el presidente del bloque Ricardo Sánchez reconoció que el proyecto de Presupuesto General 2010 prevé menos fondos para el Legislativo. Sin embargo aclaró que los $50 millones más que pide la Alianza es «ir al otro extremo». Además sostuvo que «es lógico que el Ejecutivo, en base a toda la cuestión social, va a necesitar también dinero para manejar esa cuestión».

El diputado oficialista admitió que su bloque está dispuesto a negociar sobre los fondos que le corresponderán al Poder Legislativo para el Presupuesto 2010. Y consideró que es necesario que la discusión se dé en el marco del tratamiento del Presupuesto General de la Provincia para 2010 y no en un debate aislado sobre el presupuesto legislativo.

Con respecto a las críticas desde la Alianza por el recorte al presupuesto del Poder Legislativo de 2010 con respecto al de 2009, el legislador justicialista sostuvo que «allí sí estaríamos dispuestos a escuchar y ver». Y reflexionó que «si ya en 2009 necesitamos para llegar a fin de año equis dinero, obviamente para el año que viene, cuánto menos, vamos a necesitar lo mismo, no menos. Hasta ahí estamos dispuestos», insistió Sánchez, y aclaró que «si el Ejecutivo nos quitó cuatro, cinco millones o seis, estamos dispuestos a escuchar y decir por lo menos vamos en 2010 con lo mismo de 2009, no menos. Pero tampoco ir al otro extremo de decir queremos cincuenta más».

Comentá la nota