Diputados lograron sumar obras y recursos para Misiones en el Presupuesto 2017

Diputados lograron sumar obras y recursos para Misiones en el Presupuesto 2017

A contrareloj los diputados del bloque misionerista lograron introducir varios cambios en el proyecto de Presupuesto nacional que está a punto de ser tratado en Diputados y mejorar así el caudal de recursos que destinará la Nación a Misiones durante 2017.

El presidente del bloque, Jorge Franco, indicó que mejoró el reparto de recursos para obra pública, que había sufrido un severo ajuste en el proyecto original y el bloque de Cambiemos se comprometió a generar un fondo para cubrir los déficits previsionales de las provincias a través de Aportes del Tesoro Nacional que serán enviados en forma regular.

También se avanzó en la renegociación de la deuda pública de las provincias -habría una nueva prórroga de los vencimientos que empiezan a hacerse realidad desde el año que viene-.

En paralelo, se creó un fondo para financiar obras de infraestructura que se conformará con cinco mil millones de pesos de las retenciones a la Soja. También habrá ocho mil millones de la Anses para ser distribuidos automáticamente y sin convenio para las cajas previsionales y otros cinco mil millones en ATN que seguirá manejando el ministerio de Interior.

“También se compensarán las deudas por la compra de energía eléctrica”, agregó Franco, quien desde el domingo, cuando comenzó a destrabarse el dictamen, estuvo al teléfono con el presidente del bloque PRO, Nicolás Massot y Emilio Monzó, presidente de la Cámara baja, para garantizar que los pedidos de Misiones sean incluidos en la letra definitiva del presupuesto, especialmente la continuidad del adicional compensador para el salario docente, que significan una erogación sólo en la provincia de unos 500 millones de pesos.

El radical Luis Pastori, de la alianza Cambiemos, indicó que de mínima, Misiones recibirá 33,32 por ciento más que durante este año, con unos 5.600 millones de pesos.

Aunque el crecimiento de los recursos está casi quince puntos por debajo de la inflación estimada para este año, Pastori indicó que “más allá de los colores partidarios que como ciudadanos defendamos, debemos trabajar desde el sector público y privado, y desde la sociedad civil en general, para que se puedan “bajar” y ejecutar la mayor cantidad de estos fondos nacionales, como así también una vez “bajados” poder controlar que se destinen correctamente”.

“Estamos contentos, logramos muchas cosas para Misiones”, indicó el legislador.

Pastori destacó como los avances principales la incorporación de recursos para el Ferrocarril Urquiza -1.500 millones para iniciar obras el año que viene, probablemente desde Entre Ríos y de ahí a Misiones-. “Logré incorporar la ampliación de la Unidad Penal de Candelaria y la construcción de un pasafaunas en el ingreso del área Cataratas del Iguazú para evitar la muerte de animales”, contó el legislador.

También se incorporó el acceso al Parque Industrial de Posadas y el asfaltado de la ruta 8. Una de las obras más esperadas por Misiones también vuelve a aparecer en el Presupuesto, como es la extensión de la autovía desde Paso de los Libres hasta San José, con una inversión inicial el año que viene de 33 millones de pesos, previéndose la culminación en 2019.

También aparecen los recursos para el arroyo Torto, entre Oberá y Campo Ramón y la repavimentación de las rutas 17 -entre Jardín América y Aristóbulo del Valle- y 19 -entre Wanda y Andresito-, con 30 millones de pesos cada una.

Asimismo, se incluye el asfaltado de la ruta 14 entre Tobuna y Dos Hermanas y un Metrobús para Posadas, que recorrerá todo el acceso desde el sur (donde estaba la Garita) hasta Itaembé Miní. Esa obra fue pensada por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich en su visita a Posadas.

Acuerdos de domingo

El dictamen del Presupuesto logró destrabarse después de varias concesiones a las que se vio obligado el oficialismo después del fracaso de la semana pasada. Se incluyó una partida especial de 5.000 millones de pesos en el fondo sojero que será distribuido entre las provincias y los municipios, giros automáticos para cubrir déficit de las cajas previsionales y la incorporación de obras de infraestructura a varios distritos.

De esta manera, el oficialismo podrá votar este miércoles y jueves el presupuesto junto al proyecto de reforma la ley de superpoderes para limitar al 10 por ciento el monto en que se podrá cambiar el destino de las partidas, y la iniciativa de contrato público-privado, cuya sanción es clave porque la mayoría de las obras se solventarán con este sistema utilizado para atraer inversiones externas.

Las máximas autoridades del oficialismo y la oposición intercambiaron textos de redacción para elaborar un borrador de dictamen que mañana será puesto a consideración en la reunión de comisión que se realizará hoy a las 16, para firmar los despachos de presupuesto, y superpoderes, que serán debatidos en la maratónica sesión especial que se realizará desde el miércoles al mediodía y se extenderá por más de 30 horas.

Uno de los puntos del acuerdo es incorporar un suma de 5.000 millones para el fondo sojero que se distribuirá de acuerdo a los índices de coparticipación, el 70 por ciento a las provincias y el 30 a los municipios, con el requisito de que se utilicen para obras de infraestructura.

También se incorporó una suma de 1.000 millones para las Universidades Nacionales como pedían los mandatarios y los rectores del Consejo Nacional Universitario.

Si bien se incorporaron muchas modificaciones nadie discute las previsiones macroeconómicas del gobierno que contempla un aumento de 3,5 por ciento, una pauta inflacionaria del 17 por ciento, un dólar a 18 pesos, un déficit del 4,2 por ciento y una deuda estimada en 247.000 millones de pesos.

Tampoco los opositores cuestionan el aumento de gastos sociales y en obras de infraestructura, ni los acuerdos firmados entre el gobierno y los mandatarios sobre prórroga de deuda de capital, reducir del déficit y condiciones para el endeudamiento externo.

Otro punto del acuerdo fue la inclusión de 1.200 millones para el área de Ciencia y Tecnología, de los cuáles, 800 millones irán a reforzar el ministerio de Ciencia y Tecnología para evitar la renuncia de Lino Barañao, acosado por el ajuste que sufrió esa cartera y la presión de los científicos.

Coment� la nota