Diputados espera una señal de Jaque para avalar la deuda

Diputados espera una señal de Jaque para avalar la deuda
El peronismo y el PD quieren insistir con la sanción original y rechazar lo que votó el Senado, pero si el Gobierno lo solicita el endeudamiento se convertirá hoy en ley.
Los diputados esperan una señal del Gobierno para darle un corte definitivo a la ley de endeudamiento que solicitó Celso Jaque.

Es que después de las modificaciones que le introdujo el interbloque del Frente Cívico en Senadores, reduciendo el endeudamiento a 380 millones de pesos, todo hacía prever que en Diputados sería un mero trámite. Pero, paradójicamente, el bloque oficialista aun no definió la posición que tomará hoy cuando baje al recinto.

Se debate entre aceptar las reformas de la Cámara alta y ponerle punto final al tema o, por el contrario, insistir en el proyecto original que avala un crédito de 420 millones de pesos, para lo cual sólo necesita mayoría simple. Esto, al mismo tiempo estiraría la agonía del gobernador Jaque porque remitiría el proyecto nuevamente al Senado.

"A primera hora nos vamos a reunir con el ejecutivo para definir una postura y después con los monobloques, el PD y los radicales, con quienes habíamos consensuado la ley que se sancionó en Diputados", detalló Carlos Bianchinelli, jefe del bloque justicialista.

Aunque parezca extraño, el frente de las críticas ya no es el Gobierno y el déficit sino la actitud de los senadores, en especial los coborradicales que modificaron el proyecto de ley acordado en la Cámara baja.

"Los cobistas hicieron tanta alharaca y al final se fueron a la baraja por 40 millones de pesos, que es lo que le bajaron al endeudamiento", expresó el diputado Diego Arena del bloque demócrata. Ante esta situación, la postura que prima en el PD es "ratificar" la media sanción que lograron 10 días atrás. "En lo personal tiene más sentido continuar con la media sanción nuestra", insistió Alberto Sánchez, jefe del bloque del PD.

"Yo pienso mantener mi voto. Aprobar el endeudamiento por 420 millones. El ámbito para conversar debería haber sido Diputados que es por donde entró la ley", dijo Daniel Cassia, del PJ disidente.

Esta postura, que en principio aparece como rígida, no difiere en demasía con el pensamiento de un peso pesado dentro del bloque justicialista: Bianchinelli, quien habla "a título personal", también considera pertinente continuar por el camino trazado en la Cámara baja. "Fue un trabajo bien hecho, no sólo por nosotros sino que se discutió y se consensuó con el resto de los bloques. Técnicamente es mejor lo realizado en Diputados. Lo del Confe fue más un tironeo político", opinó.

Igualmente, Bianchinelli queda abierto a las opciones que manejen en Casa de Gobierno: "Vamos a comenzar bien temprano con la ronda de consultas para tratar de definir el tema. La idea es no dilatar más los tiempos", comentó de cara a la sesión de esta tarde.

Mientras, los demócratas esperan el guiño del partido gobernante y el oficialismo discute cual será la posición final, los radicales no avanzarán en una definición hasta tanto no conozcan los detalles del texto que aprobó el Senado. "Primero vamos a verificar los agregados que le hicieron al proyecto. No es malo que hayan bajado 40 millones de pesos pero queremos ver a quién se lo sacaron", aseguró Raúl Vicchi.

Vicchi criticó a sus pares cobistas: "Me alegra que nos dieran la razón con los hechos, aprobando el endeudamiento, cuando antes decían que no y nosotros hablábamos que no se juega con la necesidad de la gente", dijo el iglesista, quien de todas maneras aparece permeable a sancionar la ley tal cual regresó del Senado.

En cuanto al Confe, el pensamiento es uno solo: "La decisión de la mayoría del bloque es aprobar lo que viene de Senadores. Esa fue la postura del Frente, aprobar el mal menor", remarcó Alexandre Maza.

Comentá la nota