Los diputados emitieron diferentes posturas luego del discurso.

Para la diputada Ana María Nicoletti, por la UCR, el discurso del gobernador cayó mal. La diputada manifestó que "no es una política seria", y que en el recinto se encontraba toda la "farándula", entre ellos Adelina de Viola, gente que organizó las carreras automovilísticas, y que se esperaba llegara Coca Sarli.
La diputada expresó que antes de la asamblea, dirigentes de la UCR hicieron un pedido para homenajear y recordar al dr. Alfonsin, tras su muerte el día anterior, pero no se les dio el lugar. Por este motivo, Nicoletti declaró que "uno asiste con desgano. Siempre la misma cosa. Son 25 años de pasarte por arriba, y no respetarte nada", dijo la diputada.

Respecto de la decisión del Gobernador de implementar el voto electrónico, Nicoletti afirmó que para las elecciones del 28 de junio es muy pronto, pero que no es un tema que como oposición les interese mucho.

Otra de las críticas se refiere al crédito fiscal de $200 que anuncio para los empleados públicos, a lo cual Nicoletti dijo que la gente "va a terminar vendiendo el bono fiscal" y calificó sus anuncios de "políticas perversas".

Para el diputado Carmelo Mírabile, el crédito fiscal se designaría para pagar los impuestos provinciales y las cuotas de las casas que el Gobierno construirá. "Los intendentes tienen que aumentar el sueldo a sus empleados, pero no sé que como lo van a implementar".

"El intendente deberá hacer un convenio con la provincia para que con ese bono se puedan pagar las tasas municipales", señaló Mírabile. El problema se presentaría en aquellos pueblos pequeños donde sus tasas municipales son muy bajas. "Es un costo de $50 mensuales y que hará la gente con los otros $150", explicó.

El diputado reconoció que el Gobernador estuvo acertado en su discurso recordando al ex presidente Raúl Alfonsín, por el contrario a la dipuatada por la UCR.

Comentá la nota