Se une en Diputados el PJ disidente

Diputados del peronismo disidente se reunieron para disputarle el poder al kirchnerismo en el Parlamento.

La unidad de la oposición, tan reclamada después de las elecciones del 28 de junio, finalmente comienza a perfilarse. Diputados -electos y ya en el cargo- del peronismo disidente se reunieron ayer en un hotel de la zona de Congreso para formar un bloque legislativo único y comenzar a disputarle poder al kirchnerismo en el Parlamento.

La reunión tuvo lugar ayer a las 10 en el Hotel Congreso y duró dos horas. Participaron diputados de distintas provincias, agrupados por los referentes de Felipe Solá, el santafesino Carlos Reutemann, el cordobés José Manuel de la Sota, el entrerriano Jorge Busti y Eduardo Duhalde. Muchos legisladores tuvieron que irse poco después, porque la Cámara Baja debía debatir la ley del "impuestazo tecnológico".

Francisco De Narváez fue la presencia más destacada y sorpresiva de la jornada: algunos sectores del PJ le tienen resentimiento por su vínculo con Mauricio Macri (resistido por el peronismo ortodoxo) y por haber "limpiado" a los candidatos duhaldistas de sus listas para la última elección.

"Ninguno se opuso a que formara parte del espacio", dijo uno de los presentes al diario Clarín. Lo cierto es que Felipe Solá, su compañero desplazado en la fórmula electoral, tuvo que interceder en su favor. Por otro lado, De Naváez ahora deberá enfrentar el reclamo del macrismo.

Bajo el nombre de "Peronismo Federal", el bloque estará conformado por 11 diputados bonaerenses (con Solá, De Narváez y Claudia Rucci a la cabeza), 6 santafesinos, 5 referentes de San Luis, 3 cordobeses, 3 pampeanos, 2 de Entre Ríos, 2 salteños, un rionegrino, un mendocino y un misionero, según Clarín. Esos -al menos- 35 legisladores se transformarán en la tercera minoría de la Cámara, detrás del Frente Para la Victoria y la UCR.

La oposición en general quiere ocupar el 60 por ciento de los cargos importantes en ambas cámaras el próximo 10 de diciembre, en especial en las comisiones. Dentro del PJ disidente, algunos aspiran a lograr un acuerdo con el resto de los opositores para arrebatarle la presidencia de Diputados al kirchnerismo. Incluso De Narváez insinuó que pediría la presidencia de la cámara, aunque lo más probable es que ese cargo siga siendo oficialista.

El Peronismo Federal intentará encabezar las comisiones fundamentales (Labor Parlamentaria, Presupuesto y Hacienda) y ocupar alguna de las vicepresidencias de la Cámara. Una posibilidad de acuerdo con el resto de la oposición sería que el radicalismo gane la vicepresidencia primera y el PJ disidente la segunda.

Comentá la nota