Los diputados le dieron media sanción al impuesto a la explotación de tierras fiscales

La Cámara de Diputados provincial le otorgó meda sanción a un proyecto de ley de su presidente, el justicialista Manuel Santiago Godoy, por el que se le cobrará un impuesto a los particulares que exploten terrenos que sean fiscales y que hayan sido otorgados por el Estado en forma de concesión, arrendamiento, o cualquier otra figura legal para actividades agricologanaderas.
La norma que fue sancionada ayer establece que el tributo no podrá ser inferior al 10% del valor de la producción anual, y que el 20% de la recaudado debe distribuirse entre los municipios del departamento en el que esté ubicado el inmueble rural que es explotado. Lo restante irá a parar a Rentas Generales.

La ley no será de aplicación para los productores de menos de 1.000 hectáreas.

Si bien se trata de una norma de alcance general, la misma parece haber estado motivada por los cuestionamientos de Godoy a la administración del emprendimiento de Salta Forestal, en el departamento de Anta, por parte de la familia del diputado nacional electo, Alfredo Olmedo.

Sin embargo, en diálogo con Nuevo Diario, el autor de la iniciativa negó que respondiera a la situación particular de Salta Forestal. "Es un impuesto, y como tal, es una ley general, y como tal, es de aplicación universal", explicó, y agregó que "hoy le toca a Salta Forestal porque es lo que más se conoce pero hay muchas otras tierras que están explotadas por particulares y que pertenecen al Estado".

Finalmente, evaluó que la fijación del 10% como mínimo es "una cifra muy razonable y baja de acuerdo a las consultas que hice".

Según calcula, esta ley permitirá recaudar sólo de Salta Forestal alrededor de 13 millones de pesos por año.

Cuestionamientos

Aunque la norma fue aprobada por unanimidad, algunos legisladores plantearon críticas.

Este fue el caso del diputado delpartido Obrero (PO), Pablo López, quien acusó al oficialismo de haber sido cómplices del proceso de privatización de las tierras de la Provincia.

A su vez, entendió que la iniciativa se había originado en contra de Olmedo "que sacó los pies del plato", pero que el gobierno seguía beneficiando a los grandes terratenientes. En ese sentido, hizo referencia a la "huelga" de los productores agrícolas, muchos de los cuales han dejado de pagar el Impuesto Inmobiliario Rural.

El PO intentó que se tratara sobre tablas su proyecto de ley para el revaluó fiscal de los grandes inmuebles rural, pero la moción fue rechazada.

Por su parte, la diputada del Partido Propuesta Salteña (PPS), Virginia Cornejo, opinó que la ley no soluciona problemáticas vinculadas con la concesión de Salta Forestal, como los conflictos ambientales y sociales. Además, entendió que no están claros los parámetros a partir de los cuales se establecerá la alícuota del tributo, que debiera depender de la rentabilidad de cada actividad productiva. Finalmente, se mostró en favor de "una verdadera ley de tierras fiscales" que regule su concesión.

Comentá la nota