Los diputados destrabaron dos proyectos clave para Scioli

Ayer en la Cámara baja provincial se sancionó la adhesión al decreto nacional por el que se coparticipará parte de las retenciones a la soja. Además se aprobó el proyecto que establece un regime de crédito fiscal para las inversiones e la Provincia. El oficialismo consiguió la asistencia perfecta
El oficialismo parlamentario logró ayer sancionar la adhesión al decreto nacional 206 que establece el Fondo Federa Solidario, por el que la Nación coparticipará a las provincias el 30 por ciento de lo obtenidfo por las retenciones a la exportación de soja. Además se aprobó el polémico proyecto de ley que establece un regimen de crédito fiscal para promover inversiones en la Provincia, también llamado blanqueo de capitales. Estas dos leyes eran reclamadas por el gobernador Daniel Scioli y eran resistidas en la Cámara baja, donde el bloque del Frente para la Victoria - PJ está debilitado.

La adhesión al Fondo de Coparticipación de las retenciones a la soja, le permitirá a la Provincia recibir cerca de 1.400 millones de pesos, de los cuales repartirá el 30 por ciento entre los municipios que adhieran a la iniciativa, es decir unos 420 millones de pesos.

La sanción del proyecto se logró gracias a que ayer el FpV - PJ logró la asistencia perfecta de sus 47 diputados. Estos junto a un radical K, cinco de la UCR y el monobloque de Recrear posibilitaron el tratamiento sobre tablas de la adhesión al fondo sojero, que había sido aprobada por los senadores la semana pasada. Luego se sumaron cuatro diputados de la Coalición Cívica, dos de Unión Celeste y Blanco y otros seis de los ocho que tiene la Concertación.

Sorpresivamente el bloque de Unión Peronista no se presentó ayer al recinto al igual que los legisladores de la Coalición Cívica que pertenecen al Ari, quienes se opinían al proyecto para el fondo sojero. Tampoco estuvieron los dos diputados de Pro. Finalmente sólo los legisladores de Unión Celeste y Blanco y Recrear lo votaron en contra, aunque la inciativa recibió críticas de la oposición.

Durante la sesión de ayer los legisladores oficialistas, lograron aprobar el llamado blanqueo de capitales, que Scioli había enviado a la Cámara baja en diciembre y ya había tenido dos intentos fallidos para su aprobación.

Mediante el proyecto, las inversiones realizadas en la Provincia "destinadas a la construcción de nuevos inmuebles, finalización de obras en curso, financiamiento de obras de infraestructura, inversiones inmobiliarias, agroganaderas, industriales, de turismo o de servicios" recibirán un crédito fiscal del 1% del monto invertido con un cupo de hasta 250 millones de pesos. La iniciativa coincide con el espíritu del regimen de repatriación de capitales sancionado por el Congreso nacional.

El Presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, Horacio González, resultó decisivo para que la sesión de anoche pueda desarrollarse con total normalidad y se votaran las dos iniciativas. Si bien a lo largo del día se había dudado de la obtención del quórum necesario, González (desde su permanente idea de lograr consensos) se propuso darle la continuidad institucional a la Legislatura y, luego del diálogo con representantes de distintas bancadas, la sesión pudo realizarse.

Sin embargo el blanqueo de capitales fue rechazado por los bloques UCR, Coalición Cívica y Unión Celeste y Blanca y Recrear. Mientras en la Concertación votaron divididos: López Mancinelli, De Simone y Arata a favor y Calmels y Crocco, en contra.

La dificultad del oficialismo para obtener quórum era uno de los temas que el gobernador Scioli tenía previsto plantearle a los diputados del FpV-PJ durante una cena en la residencia de la Gobernación.

Comentá la nota