Diputados: desalojarían el anexo por deuda de alquiler.

Hace dos meses que la Cámara baja dejó de abonar el alquiler del anexo ubicado en avenida Virgen del Valle. El propietario del inmueble, cansado de la falta de respuestas, quiere desalojar el edificio.
En las próximas horas podría instrumentarse un pedido de desalojo del edifico anexo de la Cámara de Diputados por el atraso en el pago del alquiler y la no renovación del contrato.

El propietario del inmueble, Luis Cantarell, comentó a El Ancasti que a través de su abogado tramitará el desalojo del edificio porque le deben dos meses de alquiler y no recibió ninguna explicación por parte de las actuales autoridades del cuerpo.

"Antes nunca tuve problemas con anteriores gestiones (de Diputados). Siempre cumplieron con sus compromisos en tiempo y forma. Pero ahora hace dos meses que no pagan el alquiler y nadie da respuestas", aseguró Cantarell notablemente molesto.

El dueño del edificio también relató que en varias oportunidades intentó reunirse con autoridades de la Cámara de Diputados para intentar acordar una solución, pero no pudo establecerse un contacto, salvo con un funcionario del área administrativa quién le informó que no podían liquidarle el pago por la ausencia de contrato.

"Parece que a nadie le importa solucionar el problema. Y si la postura de ellos es que no se firmó el contrato (de renovación), no es por responsabilidad mía, sino de las autoridades de Diputados que no cumplimentaron con todos los pasos del concurso de precios", subrayó Cantarell.

Ante esta situación, y la incertidumbre puesta de manifiesto por la conducción del kirchnerista, Néstor Tomassi, el propietario del edificio instó a su representante legal a llevar a delante el desalojo del inmueble donde funciona el área Contable, Recursos Humanos e Informática de Diputados, entre otros.

Proceso

El contrato del alquiler del inmueble de dos pisos, ubicado sobre avenida Virgen del Valle -entre Esquiú y Prado- venció el pasado 30 de marzo. Y en el concurso de precios, librado por la Cámara baja para alquilar un inmueble, sólo se presentó la oferta del actual propietario del edificio donde funciona actualmente el anexo de Diputados.

La oferta fue de $6.000 por mes para este primer año y un aumento progresivo en los siguientes periodos.

En esa oportunidad -según relató Cantarell- ninguna autoridad de la Cámara baja se hizo presente para firmar la renovación del contrato, aunque la continuidad del alquiler quedaba homologada a partir del propio concurso donde resultó ganador por presentar la única oferta con las características requeridas. Y fue desde ese entonces que comenzó a pasar el tiempo y al parecer, las actuales autoridades de Cámara baja, no habrían firmado el nuevo contrato.

Deuda

A la fecha, la deuda ascendería a más de $12.000 y no habría intenciones claras de dar cumplimiento con el pago del alquiler, analizó Cantarell.

Hace 15 años que el anexo de Diputados funciona en el inmueble.

Comentá la nota