Los diputados que deberán dejar sus bancas y los que pelean por ingresar

Más de 700.000 personas están habilitadas en la provincia para participar hoy de las elecciones legislativas donde se deberá definir la renovación parcial (16 bancas) de la Legislatura chaqueña, además de cuatro representantes en la Cámara de Diputados de la Nación.
Estos cambios que se producen cada dos años permiten ir introduciendo variantes de representatividad política dentro del Poder Legislativo, y en esta oportunidad coloca a la Alianza Frente de Todos en una situación de mucha más responsabilidad a partir de que pone en juego 10 bancas provinciales y tres nacionales.

Estos comicios adelantados, arroja numerosas particularidades con relación a elecciones pasadas, la primera de ellas es que son muy pocas las reelecciones en juego, por lo que son muchos los que tendrán que cerrar su gestión legislativa el 10 de diciembre. La segunda es que el ARI dejará de tener representación parlamentaria en la provincia a partir de la unión con la Alianza Frente de Todos que le permitió tener un espacio solo para las candidaturas nacionales; y la tercera es que los candidatos del Frente Chaco Merece Más en su mayoría cumplen funciones en el Poder Ejecutivo por lo que de obtener los espacios en la Legislatura, dejarán espacios vacíos dentro del Gobierno.

Lo cierto es que quienes finalizan su gestión en la Cámara de Diputados de la provincia son los aliancistas Luis Verdún, Oscar Dudik, Marita Barrios, Jorge Guc, Marcelo Castelán, Marisa Lizárraga, José De Bórtoli, Leandro Zdero, Olga Bértoli y Carlos Lobera; además los justicialistas Miguel Senicen, Juan Chaquires, y Martín Nievas, la legisladora del ARI, Alicia Terada, además de Daniel San Cristóbal (Frente Grande) y Carlos Martínez (Libres del Sur).

En tanto que quienes deberán dejar las bancas legislativas hacia fin de año la justicialista Gladis Soto (PJ) y los aliancistas Luciano Fabris, Liliana Bayonzo y Margarita Beveraggi.

Pocas reelecciones

Los diputados que van por la reelección y con claras posibilidades de obtenerla son el aliancista Marcelo Castelán y el justicialista Martín Nievas, además de Carlos Martínez del Partido Libres del Sur integrante del Frente Chaco Merece Más. El caso de Martínez diferente al de los otros dos a partir de que recién hace poco más de seis meses está ocupando una banca tras la renuncia de Sandra Mendoza, por lo tanto busca su reelección pero con la finalidad de cumplir con los cuatro años de mandato que le confiera el pueblo. También esta elección marcaría el regreso a la Legislatura chaqueña de Peppo y también de Beatriz Vásquez.

Para la Legislatura nacional no hay candidatos que busquen la reelección, además cualquiera de los candidatos que salgan electos será la primera vez que ocuparán una banca en el Congreso. Se debe resaltar que Alicia Terada dejará su banca en la provincia a fin de año y con posibilidades de llegar a la Nación si la coalición entre la Alianza más ARI obtiene los votos suficientes.

Cambios en el Ejecutivo

Esta elección también definiría de manera forzosa varios cambios tanto en el gabinete del gobierno provincial a partir de que los candidatos ocupan espacios de poder, como también en la conducción municipal de Resistencia por la candidatura de la actual jefa comunal Aída Ayala y del recetario de Gobierno, Sergio Vallejos, ambos en la lista de la Alianza.

En el caso del Frente Chaco Merece Más es más notorio, por la candidatura a diputada nacional de la actual ministra de Educación, María Inés Pilatti Vergara y a diputados provinciales del ministro de Gobierno Domingo Peppo; la secretaria General de la Gobernación, Elda Pértile; el vocal del Ipduv, Fabricio Bolatti; el vocal de Sefecha, Raúl Acosta y el subsecretario de Desarrollo Social, Eduardo Carballo.

También podrían producirse cambios en la vicepresidencia del Insssep si el Partido Popular de la Reconstrucción a través de Oscar Arévalo consigue la diputación.

Comentá la nota