Diputados deben definir la situación de UCAL y la suspensión de remates y secuestros a productores.

La aprobación masiva de proyectos en la primera sesión del año descomprimió en gran medida el trabajo parlamentario de esta semana, tanto es así que en el orden del día solamente figuran 32 iniciativas, cuya mayoría tendrá rápida aprobación ya que se trata de pedidos de informes.
Más allá de eso la atención de esta sesión estará centrada nuevamente en ver si los bloques políticos logran tomar alguna determinación con relación al proyecto de expropiación de la planta de UCAL en Barranqueras, la que está en estudio desde el año pasado. Si bien estaba previsto su abordaje la semana pasada, algunas dudas planteadas por los legisladores determinaron mantener el proyecto conjunto del ARI, Frente Grande y Alianza en estudio para tratar de ver si existen otras alternativas de solución como plantea el gobierno.

En el temario aparecen varios proyectos que esperan definición tal es el caso del veto parcial al proyecto que modificó el estatuto docente en cuanto a las licencias. También se encuentra la iniciativa enviada por el gobierno por el que se crea la agencia de inversión, comercio exterior, relaciones internacionales, representación y promoción provincial.

Suspender reclamos contra productores

Por otra parte desde el oficialismo legislativo, se presentó una iniciativa parlamentaria con la finalidad de prorrogar por 180 días la ley 5540 que favorece a productores agropecuarios y cooperativas de las zonas declaradas en emergencia. En este sentido el autor del proyecto, Jorge Guc, expuso la necesidad de aprobar esta iniciativa dada la situación de emergencia y desastre por la que atraviesa la producción primaria, asegurando que la misma “arrastra y produce un fuerte impacto en casi todas las actividades económicas de nuestra provincia y principalmente en los productores agropecuarios con pérdidas en su producción y calidad, que superan el 50 por ciento”. Aseguró que esto se debe a la intensa sequía producida por la escasez de lluvias durante 2008, y que por ello “es conveniente que el sector tenga un instrumento legal que le sirva, aunque sea en parte, para mitigar su situación de extremada dificultad. Esta ley, varias veces prorrogada, por sus alcances, la necesita hoy el productor agropecuario, una vez mas, para hacer frente a obligaciones asumidas con anterioridad ante organismos y entidades estatales y privadas”.

La ley que pretenden prorrogar es a favor de productores agropecuarios, sean estos personas físicas o jurídicas, y cooperativas agropecuarias que desempeñen su actividad en las zonas declaradas en emergencia o desastre, tiempo durante el cual se suspenderá reclamos fiscales provinciales y municipales, iniciados o a iniciarse, administrativos o judiciales. También se suspenderá secuestro y remate de bienes decretados en los procesos de ejecución de sentencias, ejecutiva, administrativa y prendaria contra productores agropecuarios que acrediten sumariamente tal condición.

Comentá la nota