Diputados y concejales tratan la leishmaniasis

Posadas. A dos años de los primeros casos de leishmaniasis en la provincia, el tema cobró relevancia en distintas comisiones de la Cámara de Diputados y del Concejo Deliberante posadeño, desde donde se está analizado solicitar que se cree un registro estadístico con los casos detectados, analizar si hay casos entre los niños y jóvenes, y declarar la emergencia sanitaria en toda la provincia.
Hace dos meses Posadas fue declarada en emergencia sanitaria por el Concejo Deliberante, y se creó un centro de zoonosis en el hospital Madariaga en el que se pudiera analizar enfermedades de la zona como: fiebre amarilla, paludismo, chagas, rabia, leptospirosis, brucelosis, filariasis, triquinosis, entre otras.

Ahora desde la Cámara de Representantes proponen extenderlo a todo el ámbito provincial. Pretenden transformar al centro en un lugar de referencia para el estudio de las enfermedades tropicales para toda la zona.

En la comisión de Salud y Seguridad Social de la Cámara quieren, además, facultar al ejecutivo para realizar diferentes actividades tendientes a prevenir la enfermedad. La iniciativa lleva la firma de los legisladores Mónica Alustiza y Angel Repetto.

En tanto, desde el Concejo Deliberante capitalino proponen crear el “Programa de Detección e Información Estadística de Leishmaniasis”, con el que se realice un muestreo sobre la población escolar de todos los niveles de las escuelas de Posadas, a fin de conocer si hay casos entre los chicos.

También el proyecto propone que la municipalidad firme convenios con el Ministerio de Salud de la provincia y con centros de salud privados para realizar el estudio serológico en humanos.

Enrique De Arrecha, impulsor de la iniciativa, comentó que en Posadas hay unos 65 mil alumnos, y el muestreo se debería realizar en 300 o 400. El estudio se haría con el análisis serológico, previa autorización de los padres y los directivos escolares.

También aclaró “que la enfermedad en los seres humanos, tiene un período de incubación de 6 meses, es por ello, que hasta el momento los estudios realizados en humanos fueron hechos ante la presencia de síntomas puntuales”.

En tanto, los ediles aprobaron el jueves un pedido de informe a la municipalidad para crear un área veterinaria dependiente del municipio en la zona de Villa Cabello, con el fin de combatir la fiebre amarilla, leishmaniasis, dengue, leptospirosis, entre otras enfermedades.

Comentá la nota