Los diputados cierran su mandato con la reforma del Procesal Penal

Proyectos. La primera ley importante que se tratará este año será una enviada por el Poder Ejecutivo a fines del año pasado, referida al control de la administración financiera.
Los legisladores en ejercicio culminarán su mandato el próximo 23 de marzo pero no se irán si antes inscribir su nombre en la historia jurídica de la provincia.

Los parlamentarios cerraran su participación legislativa de cuatro años, con la reforma del Código Procesal Penal que será el último tema que aborden antes de concluir con su mandato.

Durante la primera sesión de este año que se llevará a cabo el 17 de febrero, no se tratarán temas de gran relevancia, porque se estima que no habrá tiempo para que las comisiones emitan el despacho de la Ley de Administración Financiera.

No obstante, según manifestó el presidente del cuerpo legislativo, Ángel Niccolai, la nueva ley de control del erario público, estará entre los primeros proyectos en ser debatidos durante este periodo que va desde el 17 de febrero hasta el final del mandato de los diputados.

La reforma del Código criminal de forma, es parte de una reforma integral que comenzó hace cuatro años y del que participaron, además de los parlamentarios, varios actores jurídicos y sociales en el marco del programa “Justicia en Cambio”.

Miembros del Poder Judicial, de las universidades, de los colegios profesionales que representan a los abogados participaron de la confección de varios cuerpos normativos, que regirán la vida jurídica de la provincia y que entrarán en vigencia progresivamente a lo largo de los próximos tres años.

En el caso especifico del nuevo Código Procesal Penal, se operará una modificación rotunda de la tarea de los jueces y fiscales.

El proyecto del nuevo Código pone en valor las funciones del Ministerio Fiscal que antes tenía mucho menos capacidades investigativas que las que se le asignarán si prospera la reforma. A los fiscales se le reservará el deber-derecho de activar oficiosamente la acción penal incriminatoria o desincriminatoria, al mismo tiempo que el juez, tal y como hoy se lo conoce, deja el perfil inquisitivo e investigador, cabeza de la instrucción que actualmente detenta, para proveer la efectividad de la defensa durante todo el curso del proceso penal, cuidando con su función tuitiva la debida intervención y los derechos del imputado.

Comentá la nota