Diputados buscará avanzar en la aprobación de las leyes de Emergencia y el impuesto al cheque

El oficialismo buscará avanzar este miércoles en la comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados con el dictamen de un conjunto de leyes económicas entre las que se encuentran la prórroga hasta diciembre de 2009 de la emergencia económica y del impuesto al cheque.
En la reunión, citada por el titular de la comisión, el kirchnerista Gustavo Marconato para las 10, los diputados buscarán emitir además dictamen de la prórroga del impuesto al cigarrillo y de bienes personales.

Fuentes parlamentarias anticiparon que la intención del oficialismo es tratar esas prórrogas en el recinto entre la última semana de noviembre y la primera de diciembre y girarla al inmediatamente al Senado para que lo convierta en ley antes de fin de año.

La prórroga de emergencia económica, que fue votada por primera vez en 2002 tras la caída del gobierno de Fernando de la Rúa, mantiene la emergencia laboral y sanitaria declarada tras la crisis de 2001.

Entre los motivos que justifican esta prórroga, el Poder Ejecutivo hace referencia en el texto a que "la agudización de la crisis internacional amerita la adopción de medidas preventivas que le permitan al país minimizar eventuales efectos negativos".

A través de esta norma, el Poder Ejecutivo podrá renegociar contratos de servicios públicos, reordenar el sistema financiero, bancario y el mercado de cambios, reactivar la economía, mejorar el nivel de empleo y la distribución de ingresos y crear las condiciones para la reestructuración de la deuda pública.

En tanto, el impuesto al cheque -que se aplica sobre los débitos y créditos bancarios- fue establecido en 2001 por el entonces ministro de Economía, Domingo Cavallo de la Alianza, para "contribuir a consolidar la sustentabilidad del programa fiscal y económico".

Por este impuesto, se recaudan anualmente, más de 15 millones de pesos y, según la ley de emergencia, el 70 por ciento de lo que se recauda va al fisco y el 30 se distribuye entre las provincias, de acuerdo con los porcentajes de coparticipación federal.

Otro de los tributos que el Poder Ejecutivo busca prorrogar por un año más es el impuesto al cigarrillo que se calcula aplicando la alícuota del 7 por ciento sobre el precio final de venta de cada paquete vendido en todo el territorio nacional.

Junto con estas prórrogas el Poder Ejecutivo envió además precisiones sobre los alcances del impuesto a los bienes personales y ratifica la decisión que adoptó el año pasado cuando decidió incrementar de 102.300 a 305.000 pesos el monto mínimo no imponible de este tributo.

Ese incremento del piso sobre el que se debe par impuesto a los bienes personales se convirtió en la primera modificación que se introdujo en este tributo desde su creación en 1997.

Comentá la nota