Diputados bonaerenses trabajarían 'en bloque' con sus pares de la región

En la previa de su turno para dialogar con el gobierno hacia donde concurrió, dijo, con "pocas expectativas", Felipe Solá teje alianzas fronteras afuera de su Provincia, de cara a 2011.
Hoy se reunió con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, para discutir una agenda común que incluye, según trascendió, la conformación de bloques homogéneos en las legislaturas provinciales de la región centro.

Quiere que sus legisladores bonaerenses trabajen en bloque –aunque atados a sus propias realidades- junto a sus pares de otras provincias como Córdoba; Santa Fe; San Luis; Entre Ríos y La Pampa. A los que podrán sumarse, "bienvenidos" -dicen- los de otras provincias que respondan a referentes claramente enfrentados a la gestión K. En llano: fortalecer el espacio legislativo del peronismo "no kirchnerista" entre las distintas provincias y desde el ámbito Legislativo, con el Congreso Nacional como caja de resonancia de ese espacio.

"La idea es que los diputados bonaerenses que conduce Felipe se unan a los del peronismo no kirchnerista de la Región Centro, y eventualmente de otras provincias, para definir una agenda de trabajo conjunto en el Congreso, y fortalecer el peronismo no kirchnerista", ilustró un referente felipista a INFOCIELO.

Implícito mensaje de Felipe Solá puertas adentro de su propio espacio. Es que mientras sus socios de Narváez y Macri deberán sortear una fuerte resistencia dentro del PJ, el mandatario provincial muestra su llegada a los principales referentes peronistas enfrentados con el gobierno nacional. Se fotografía con ellos mientras programa acciones conjuntas.

Por sobre la conformación de un bloque legislativo de los peronistas anti-k, Solá y el gobernador cordobés discutieron otros temas, como la situación financiera de la provincia mediterránea; las deudas que mantiene el gobierno nacional con la región centro y los programas de asistencia financiera y convenios con Anses.

En bloque también, el espacio se propuso trabajar antídotos para contrarrestar las complicaciones que, especulan, pueden tener que afrontar las Provincias el próximo año por vencimientos que operan con el Gobierno Nacional. La principal preocupación es que la Casa Rosada les ponga trabas en la habitual renegociación de los vencimientos con los que suele atender las necesidades financiaras de los distritos.

En el marco de lo estrictamente legislativo y de gestión, Solá y Schiaretti acordaron, también, consensuar proyectos que apunten a paliar "el desequilibrio en la distribución de la Coparticipación", que –se quejan- "beneficia a la Nación en desmedro de las Provincias".

Comentá la nota