Diputados aprueban hoy la ley de Promoción Industrial

No sin debate los legisladores darán su voto afirmativo a la ley de Promoción. La misma plantea una devolución de hasta el 40% del monto final de inversión y la exención impositiva por hasta 10 años, entre otros beneficios. La oposición presentó, por artículo 64, algunas modificaciones que deberán ser analizadas en el recinto.
En el mes de junio el Gobierno provincial anunció el envío a la Legislatura de la ley creando el Sistema Provincial de Promoción y Desarrollo Industrial, algo que sólo se cristalizó un par de meses después. Hoy en el recinto de la Cámara de Diputados, el primer punto del orden del día es precisamente el despacho que favorable al proyecto oficial aunque con un par de modificaciones respecto del texto original.

El Gobierno a través de esta iniciativa considera, según expresa en los fundamentos de la ley, "que a tenor del nuevo siglo en que vivimos, la tecnología y la industria resultan pilares importantes para la generación de riquezas y de recursos económicos genuinos en este Estado provincial".

En ese sentido, remarca el Gobierno que se ha venido explorando "nuevos horizontes" abordando "políticas de gestión económicas y financieras para instrumentar la explotación de energía a través del uso racional de los recursos renovables, como asimismo facilitar la instalación y radicación de nuevo a capitales públicos y privados que tiendan a la producción de bienes y servicios en todo el territorio de la Provincia, a través de un marco legal y tributario mas beneficioso para ellos".

Objetivos

Los objetivos de la norma de Promoción a sancionar por la Legislatura provincial, apunta a la generación de empleo en el área industrial a fin de incentivar la mano de obra santacruceña en todo el territorio de la provincia.

También buscan propiciar la instalación de nuevas industrias en la provincia y la ampliación de las ya existentes y fomentar el aprovechamiento racional y sustentable de los recursos de la provincia.

Por otra parte se plantea el incentivo a la utilización de mejoras tecnológicas y el desarrollo local de las mismas y la promoción de la radicación de Parques Industriales, a fin de lograr un adecuado y eficiente desarrollo económico.

Otro punto destacado es el apoyar la expansión y fortalecimiento de la micro, pequeña y mediana industria e iniciar o incrementar la actividad industrial en las zonas declaradas prioritarias por el Poder Ejecutivo Provincial para su desarrollo. Finalmente se deja en claro que el desarrollo de la actividad industrial en el ámbito provincial, será preservando el medio ambiente.

Beneficios

Con la sanción de la norma, el gobierno tendrá "una herramienta fundamental para el desarrollo de la provincia" dijo a La Opinión Austral, el ministro de Economía Diego Robles. Si bien la norma estará operativa antes que termine el año, las rondas de difusión de los beneficios de la misma se iniciarían recién a partir del próximo año, mientras se espera que las primeras inversiones se podrían estar cristalizando en el primer semestre del año próximo.

Como los beneficios de reintegro y exención se concretarán una vez realizada la inversión, el ministro Robles consideró que el impacto financiero en el Presupuesto provincial se podría comenzar a verse recién a partir del 2011. De todas maneras destacó que ésta "es una ley que se puede ver como fuera de la realidad, pero que, dentro del proceso de expansión de la provincia, nos dará una posibilidad muy distinta de desarrollarnos legítimamente".

El Sistema Provincial de Promoción Industrial, creado por esta ley estará compuesto por regímenes regionales, sectoriales y especiales. Los beneficios impulsados por la norma provincial parten de la devolución de hasta un cuarenta por ciento (40%) de la inversión nueva realizada o de la ampliación de las existentes, en un plazo que no podrá exceder los cuatro años, contados efectivamente a partir de la primera producción efectuada, la cual quedará sujeta a las normas que se dicten en la reglamentación de la presente ley.

En ambos casos, el Poder Ejecutivo Provincial establecerá el porcentual de reintegro, con los plazos y flujos de devolución, teniendo en cuenta el proyecto de inversión. A todos los efectos el importe de las devoluciones, podrá ser descontado por los beneficiarios de los costos de las respectivas inversiones;

También se ofrece la devolución de hasta un cuarenta por ciento (40%) y en un plazo que no podrá exceder los cuatro años, contados efectivamente a partir de la primera producción efectuada.

Justamente este punto es el más resistido por la oposición y por algún que otro diputado justicialista, y es, el que promete, tener más debate en el recinto durante la jornada de hoy.

En el caso de la Unión Cívica Radical, si bien se reconoció que hubo aportes que en el debate en comisiones fueron incorporados en la norma, "hubo otros que no y eso es lo que plasmamos en un despacho" presentado durante el período establecido para eso, conocido como "Artículo 64" en referencia al artículo reglamentario que lo establece.

Exención impositiva

La norma otorga la exención de tributos provinciales existentes o a crearse, por un plazo de hasta 10 años, con opción a 15 años, para las inversiones que se realicen en actividades prioritarias y en forma total o escalonada, según lo que disponga la reglamentación, contados efectivamente a partir de la primera producción efectuada.

A la vez de subsidiar hasta un cincuenta por ciento (50%), en los costos de provisión correspondientes a los servicios de suministro eléctrico, agua y cloacas, en un plazo que no podrá exceder los 4 años, contados efectivamente a partir de la primera producción efectuada.

Habrá un aporte provincial no reintegrable por Mano de Obra Santacruceña. Este aporte será por un plazo que no podrá exceder los 4 años, contados efectivamente a partir de la primera producción efectuada. El aporte será el valor equivalente en pesos de hasta 600 módulos mensuales por persona ocupada, en los casos de primera experiencia laboral. El aporte será el valor equivalente en pesos de hasta 500 módulos mensuales por persona ocupada, en los casos de mano de obra joven 18 a 25 años. En caso de la ocupación de mano de obra santacruceña, el aporte será el valor equivalente en pesos de hasta 400 módulos mensuales por persona.

Otro punto que logra ventajas promocionales, es la transferencia de empleados públicos hacia las empresas a instalarse. En ese punto el Estado provincial continuará haciendo sus aportes y contribuciones por un lapso de 4 años, a partir de su incorporación a la empresa inversora;

También se ofrecen subsidios de hasta el 49% a la tasa de interés de las líneas crediticias que implemente el Banco Santa Cruz para las empresas promocionadas, según lo determine el gobierno.

El otorgamiento de préstamos de fomento de inversión y el apoyo y participación estatal en la gestión de exenciones y reducciones impositivas, tarifarias, medidas de promoción o amparo y otras franquicias en el orden nacional o municipal forman parte también del conjunto de beneficios que impulsa la ley de Promoción.

La asistencia y asesoramiento técnico por parte de los organismos del Estado, tanto en aspecto administrativo como tecnológico y financiero; programa de capacitación técnica de recursos humanos orientados a la industria, son mencionados al tiempo que el último beneficio establecido es para las actividades portuarias, para lo cual se ofrece un "aporte provincial no reintegrable por actividad en puertos santacruceños. Este aporte será por un plazo que no podrá exceder los 4 años, contados efectivamente a partir de la primera producción efectuada. El aporte será el valor equivalente en pesos de hasta 600 módulos por contenedor marítimo estandarizado de cuarenta pies, o su equivalente; de materia prima industrializada que efectivamente egrese de la provincia por esta vía.

Desde la presentación misma de la ley, los empresarios, sobre todo del sector de la pequeña y mediana empresa, destacaron la importancia de tener este tipo de promoción industrial. Para la Provincia es un tema clave, que les permitiría generar nuevos puestos de trabajo, oxigenando la agotada administración pública, al tiempo que con ello se incrementarían, a mediano y largo plazo, los ingresos a las arcas provinciales.

La clave para el éxito final de la propuesta, está centrada en la concreción de las obras energéticas anunciadas, no sólo la Mega Usina, sino fundamentalmente el Interconectado que permitiría el acceso a energía a bajo costo, algo esencial para cualquier actividad industrial y productiva.

Comentá la nota